Foto: FIBA

Australia vencía en Filipinas a 79 a 48, pero se armó la podrida y los asiáticos terminaron jugando con 2 jugadores. Finalmente los oceánicos derrotaron 89 a 53, aunque el último cuarto no se jugó. Esto dudo que quede acá, FIBA deberá tomar medidas contra al organizador del Mundial en 2023.

En el vídeo se ve como todos los jugadores, tanto titulares, como suplentes saltan a agredir a jugadores australianos, donde simplemente tres se involucraron en problemas. Varios colaboradores ingresaron también a “pelear”, mientras que Christopher James Goulding quedó en el suelo recibiendo agresiones permanentes de por lo menos 10 personas. Insólito. Hay que mirarlo para creerlo. 

Deja tu comentario...