Líder por un rato

Líder por un rato

Por la primera fecha de la Liguilla, en cancha de Larre Borges, Danubio sonrió tras derrotar a Paysandú en cifras de 85-76 en un encuentro parejo y dinámico. El equipo franjeado lidera la Liguilla, aunque tiene un encuentro más que sus rivales. Peñarol, con medio punto menos que los dirigidos por Sedes, cuando jueguen su encuentro, pasará a liderar la tabla. 

 

De la mano de Enzo Arellano, que aportaba un hermoso doble tras un caño previo y un triple, Paysandú comenzaba 5-0 el partido. De todos modos, la franja se repuso rápidamente. Aprovechó la ineficacia ofensiva de su rival para correr la cancha y colocar un parcial de 9-0, obligando a Dorrego a pedir un minuto de tiempo. Poco cambió al volver del minuto. El franjeado siguió dominando, y terminó el primer cuarto arriba 15-7.

El inicio del segundo chico era favorable a la visita, que con puntos consecutivos de Juan Marotta se colocaba a tres tantos en los primeros dos minutos. Juan Martín Coito pasaba por un gran momento ofensivo, aportando varios puntos en las cercanías del aro, y Sebastián Maturana era clave en defensa, de todas maneras y a pesar de haber crecido en el juego, Paysandú no lograba pasar en el marcador. Sobre el final el local volvió a aumentar su intensidad, sobre todo en defensa, y de la mano de Nicoletti terminó 34-28 al cabo del primer tiempo.

Curbelo comenzó de gran manera el complemento para el paysa. El ala pivot colocó dos triples y un doble largo consecutivo para igualar el score. El interno se sumó a la gran labor del base generación 95 Sebastián Maturana. El oriundo de Cordón desplegaba una gran intensidad en defensa, y complicaba cada salida de Danubio. La paridad entre ambos equipos hacía que se viva un clima festivo en el Romeo Schinca. Tras varios minutos donde el paysa estuvo solamente una posición arriba, el tricolor de La Blanqueada mostró su mejor versión para sacar la máxima de nueve. Los dirigidos por Sedes crecieron en el final del cuarto, y de la mano de Pons achicaron la brecha. Al epilogo, Paysandú entraba ganando 54-50.

El partido prometía un final emocionante. Sobre todo al ver los primeros minutos del último cuarto. La paridad persistía. Danubio, con el empuje de su gente, buscaba por todos los medios dar vuelta el resultado. Mientras que la visita respondía a cada intento del rival. Pero a falta de cuatro minutos para el final, se dio el quiebre. El equipo de La Curva volvía a colocarse por delante en el score, y de ahí en más mostró su superioridad. La visita atravesaba por su peor momento en ofensiva, y eso lo aprovechaba la franja, que abría siete puntos a tres minutos de culminar el juego. El final fue todo de Danubio, que mostró todo su jerarquía en manos de Pons y Nicoletti, para cerrar el partido de gran manera.

En el elenco ganador se destacaron los 23 puntos de Ignacio Pons y los 19 tantos y 7 rebotes de Matías Nicoletti. Mientras que por la visita, Federico Curbelo aportó 19 tantos y 15 rebotes. Además, Juan Coito finalizó con 13 puntos y 7 rebotes.