El viernes culminó un nuevo torneo de segunda división. El Metro se fue y volverá en un nuevo invierno, con las canchas frías, pero la pasión del hincha caliente.

El Metro 2018 ya es historia. El torneo tuvo sus dos descensos y ascensos, pero como casi todos los años hubo desprolijidades y varios días de inactividad en espera de distintos fallos.

Ascensos:

El primer equipo que ascendió fue Bohemios. El albimarrón terminó en la segunda posición en la fase regular, en la Liguilla ganó los siete partidos que jugó y demostró que fue de menos a más durante el año con un buen nivel colectivo. Antes que comience el campeonato era uno de los candidatos a subir, cumplió con el objetivo de volver rápido y con muchos de los pibes de club como figuras.

El segundo ascenso fue de Capitol. El equipo del Prado fue una de las sorpresas positivas en la fase regular donde compartió varias fechas el primer lugar. En la segunda fase ganó un solo partido y mostró mucha irregularidad.

En playoffs cambió la cabeza y jugó su mejor basketball. Jugó siete partidos entre Cordón, Unión Atlética y Lagomar, ganó seis y solo perdió uno, justamente el primero de la serie frente al “Lago”. Capitol era una de las sorpresas, armó un buen plantel con un entrenador joven que marcó un estilo en el equipo. Después de 40 años es de primera.

Descensos

Auriblanco fue el primer descenso a la DTA. Un campeonato duro para el “papal” donde solo ganó un partido de los 18 que jugó. El otro descenso fue de Olivol Mundial tras caer en la serie de playout ante Colón. El “mundialista” armó un plantel como para no descender, pero durante el campeonato tuvo tres cambios de entrenador y eso en un torneo corto se paga.

Pronto regreso para las dos instituciones que recién jugarán la DTA 2019.

Fallos

Hubo dos fallos que marcaron el campeonato. El primero fue sobre Colón que en cancha se ganó el derecho de pelear por ascenso, pero la quita de tres puntos hizo que lo haga por no descender. Fue un duro golpe para el equipo que se salvó en la última serie ante Olivol Mundial.

El otro fallo fue el de Cordón. Un fallo muy discutido porque estaba en juego el primer ascenso y tenía que jugar ante Bohemios. El plantel principal y cuerpo técnico decidió no presentarse y Cordón jugó ese partido con sub 23 y pibes del club.

Líderes 

Puntos: Aaron Cosby (Colón) terminó con el mejor promedió. Jugó 20 partidos y anotó 26.05 puntos. El mejor nacional en ese rubro fue Gastón Semiglia (Unión Atlética) con 21.48 por juego.

Asistencias: Matías Lado (Capitol) fue el máximo asistidor del campeonato- En 26 partidos promedió 7.85 asistencias. Lo siguió Salvador Zanotta (Unión Atlética) con 6.53

Rebotes: El máximo rebotero fue Ricardo Glenn (Unión Atlética) con una media de 16.21 en los 14 partidos que disputó. Martín Rojas (25 de Agosto) fue el mejor nacional con 10.68 y muy cerca quedó Agustín Zuvich (Capitol) con 10.65.

Eficiencia: Brian Moultrie (Lagomar) fue el jugador que acumuló mayor eficiencia con 739 en 24 partidos. Lo siguió Agustín Zuvich (Capitol) con 542.

Minutos promedio: Jesse Hardin (25 de Agosto) jugó 21 partidos con un promedio de 39.5 minutos por juego. Los nacionales con mayor promedio en minutos fueron Salvador Zanotta (Unión Atlética) con 37.71 y Matías Lado (Capitol) con 37.25.

El Metro pasó y el año que viene volverá, con esas particularidades que solo El Metro nos puede brindar.

Deja tu comentario...