Jeremy Lamb vuelve a ser el salvador de Charlotte Hornets con un nuevo game winner, y vuelve a hacer estragos en una de las potencias de Este.

Toronto Raptors vuelve a ser víctima de la muñeca del corderito Jeremy. Tal y como hizo el 24 de marzo en suelo canadiense con un triple agónico y milagroso desde detrás de la mitad de la cancha. Y en la noche de ayer Lamb volvió a ser el verdugo de los canadienses con una enorme bomba que le puso la tapa al partido.

Repasá ambos triples

Deja tu comentario...