Tras un vibrante final de partido, Uruguay se quedó con el triunfo frente a Puerto Rico en cifras de 64-62, y quedó un paso más cerca de China 2019. 

Uruguay se presentaba con la novedad de Parodi, Fitipaldo y Barrera en el perímetro, completando el quinteto titular Calfani y Batista. Este era el primer quinteto que colocaba Rubén Magnano al mando de la Selección Nacional. Por su parte, Puerto Rico, dirigido por Eddie Casiano entraba con Browen, Huertas, Vasallo, Sánchez y Díaz.

El partido inicia con ambos equipos erráticos, con un Uruguay fuerte en defensa, por momentos arriesgando demasiado y haciendo faltas innecesarias. En ataque, los celestes abusaban con la búsqueda permanente a Batista, bien leída por parte de los boricuas. Esa defensa intensa nombrada recientemente  la celeste la mantuvo y encontraba orden en ataque, aparecían las primeras bombas por parte de Fitipaldo y Parodi para tomar 6 de ventaja.  Lo mejor de Puerto Rico apareció con Huertas, pero poco más, ni Sánchez, ni Clavell aportaban. Flojo primer cuarto, donde Uruguay con los tiros exteriores sacaban ventaja y lo ganaba 15-11.

Los segundos 10 minutos se mantenía con el juego que pretendía Uruguay, Puerto Rico no estaba cómodo jugando contra defensa estacionada y tampoco aprovechaba las colectivas celestes, que en poco tiempo se llenaba de faltas. Uruguay tuvo buenas combinaciones por momentos en la zona pintada, pero le costaba y mucho en ataque. Había un gran ingreso de Sebastián Izaguirre sumando en la zona pintada y desde cuarta distancia. La celeste encontró un #DobleYFalta de Batista y un triple de Parodi, ambos frescos tras la rotación. Uruguay era más y lo ratificaba en los puntos ganando 28-20. Sin embargo, Puerto Rico lo trajo como debía, con rompimientos y sacando faltas, acercándose a base de libres. Nuevamente David Huertas era el más determinante y dejaba a su equipo a tan solo una unidad. Ganaba Uruguay 32-31 al término del primer tiempo.

Esteban Batista cerraba goleador los primeros 20 minutos de juego con 12 puntos y 4 rebotes, siendo el más determinante.  Pero el máximo anotador del encuentro  era David Huertas con más de la mitad de los puntos de su Selección (16).

Puerto Rico de entrada lograba pasar al frente, tras ir por detrás en casi todo el primer tiempo. Otra vez David Huertas dañaba asumiendo en todos los ataques boricuas. Uruguay recuperó la ventaja con unidades tanto de Barrera, como de Batista, pero no estaba cómodo en el juego y aparte los nervios aumentaban tras pitazos polémicos de los jueces, con dos técnicos difíciles de entender. Un triple de Mojica, ex Defensor Sporting, dejaba el trámite 42-42. Los tambores sonaba por los parlantes y Uruguay respondía, una cábala que se puede repetir (?. Aparecía Gustavo Barrera con sus dagas de gol y corriendo la cancha tras robo. La celeste levantaba y Eddie Casiano pedía minuto. Los de Rubén Magnano cerraban de gran manera el cuarto, ganando 49-42 y hacían levantar al público en el ANTEL Arena.

Foto: Paulo Petkoff

Rápidamente Puerto Rico logró disminuir la ventaja de 7 puntos que tenía Uruguay a base de tiros de tres puntos, ambos por parte de David Huertas, de partidazo en Puerto Rico. El escolta de Comunicaciones mejoraba lo que era una noche negra en triples para los caribeños, aparte un triple y falta del propio jugador dejaba a su Selección 54-51 con 6 minutos por jugar. La tensión crecía y Uruguay encontraba un #DobleYFalta salvador de Esteban Batista para sumar tras varios minutos. Cuando nos sacaban 4 y parecía que se nos iban, un rápido 4-0 celeste dejaba el estadio hecho una caldera. Buenas defensas celestes, sumado a una antideportiva sobre Mathias Calfani. Precisamente el artiguense con dos libres a falta de 50 segundos dejaba el encuentro 3 arriba a favor nuestro. Sin embargo, Puerto Rico encontró una rápida respuesta de de Gian Clavell que silenciaba a todo el país.

Con 29 segundos, Uruguay sacaba con el encuentro en tablas. En la primera, Fitipaldo atacó bien, pero Jorge Díaz lo bloqueó cuando era doble celeste. Rubén Magnano quemaba otro minuto restando 6 segundos de posesión y 10 de juego. En esta si, cuando restaba solamente un segundo apareció Mathias Calfani con un triple mortal, ratificando un enorme cierre de partido. El final fue increíble, los jueces pitaron una falta de tres puntos sobre Huertas a falta de 3 segundos, pero la figura boricua marró uno de sus libres. En la recarga Luciano Parodi fue cortado, y encestó uno de los dos tiros libres. Tras el segundo libre, el cual salió, a los caribeños le quedó un saque de fondo con 0.6 segundos por jugarse. Para el delirio de todo el público presente en el Antel Arenas, Puerto Rico no llegó a tirar, y Uruguay se quedó con el triunfo por 64-62.

En Uruguay se destacaron los 19 puntos y 9 rebotes de Esteban Batista, además de los 11 puntos y 6 rebotes de Mathías Calfani. Por el lado de los boricuas, se destacaron los 36 punto de David Huertas.

Hoy la Eliminatoria marca que Uruguay va al Mundial, está tercero con un récord de 6-3, pero aún falta mucha leña por cortar. El domingo recibe en el hermoso ANTEL Arena a Estados Unidos, golpeado tras recibir una paliza contra Argentina.

Deja tu comentario...