Mejor esperemos

Mejor esperemos

A pesar de la incertidumbre por el arranque de la temporada 2020-21 del básquetbol universitario, varios prospectos decidieron sacar su nombre del venidero draft de la NBA.

Por Max Pérez.

El pasado lunes 3 de agosto fue la fecha límite que la NCAA impuso a los atletas para decidir si vuelven a sus universidades o si mantienen sus nombres en el NBA Draft 2020 cuya nueva fecha es el próximo 16 de octubre. Para los aspirantes al mejor basquet del mundo, es una situación difícil ya que cualquier decisión que tomen va a ser con incertidumbre. No hay novedades acerca de si los deportes a nivel colegial van a tener un nuevo inicio en las fechas tradicionales y quizás se esté buscando acortar la temporada dada la situación del Covid-19. La situación en la vereda de enfrente tampoco es sencilla ya que los prospectos no han sido invitados para entrenar con las franquicias de la NBA y el Draft Combine se ha postergado indefinidamente, dándole toda la atención a la burbuja de Orlando.

Desde el año 2018 los jugadores tienen la opción de experimentar el proceso previo al draft y si sienten que no están preparados para dar el salto, pueden volver a la universidad y seguir desarrollándose. Dado el panorama actual, muchos jugadores que habían declarado por el draft sacaron su nombre ya que no han dado novedades sobre el proceso previo al draft. Dentro de esta categoría encontramos a jugadores destacados como Makur Maker quien finalmente se enroló en un HCBU, Luke Garza, el mejor jugador que vuelve al basquet universitario, Yves Pons, compañero de Santiago Vescovi en Tennessee, entre otros. También existen jugadores que buscan el profesionalismo en otras partes del mundo como fueron los casos del serbio Filip Petrusev y el italiano Davide Moretti, quienes firmaron contratos con equipos del viejo continente.

La situación mundial ha afectado a los jugadores que esperan ser elegidos en el NBA draft, cambiando sus planes originales y forzándolos a tomar otros caminos. Muchos mantuvieron sus decisiones de mantenerse en el draft pero un gran número de prospectos decidieron aplazar su camino hacia la mejor liga del mundo.