Finalmente el duelo directo se lo llevó Minnesota frente a Denver y de esta manera se quedó con el boleto a Playoffs tras 14 años.

La mesa estaba servida para una gran noche de basketball, en Minnesota se medían dos grandes equipos que buscaban el último boleto a Playoffs, la última chance que les quedaba a ambos, en el último partido de la Temporada Regular.

Un partido que fue igualado como a priori se podía predecir, ambos equipos no regalaban nada y buscaban con sus mejores armas ganar la batalla que los depositara a la postemporada. El primer tiempo se fue por una diferencia de ocho puntos a favor de los locales de Minnesota por 62-54 ante Denver que reaccionaría tras el descanso. En el segundo tiempo Denver salió más enchufado ganando el tercer chico 30-27 e imponiéndose en el último período 20-15, llevando el encuentro a la prórroga tras dejar el marcador empatado en 101, con un final lleno de pérdidas y digno de un epílogo nervioso dada la importancia del encuentro.

En la prórroga Minnesota Timberwolves volvió a ser el del primer tiempo de la mano de Jimmy Butler y Andrew Wiggins,  llevándose el parcial 11-5 y decretando el juego a su favor por un score final de 112-106. 

La figura fue el propio Jimmy Butler sumando 31 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias, demostrando toda su jerarquía y experiencia en los momentos claves. Acompañando al ex Chicago, Karl-Anthony Towns se destacó aportando 26 puntos y 14 rebotes.

Mientras tanto en el equipo perdedor, Nikola Jokic luchó contra la corriente y terminó con 35 puntos y 10 rebotes. Además de Jokic, Barton aportó 24 puntos y Murray terminó con 20 unidades.

Deja tu comentario...