En otra entrega de #Memorias, la nueva sección de Doble y Falta, estaremos repasando la historia de superación, dedicación y éxitos del que para muchos es considerado el mejor deportista de todos los tiempos, Michael Jeffrey Jordan alias “Su majestad”.

Nacido en Brooklyn, Nueva York, 17 de Febrero de 1963 siendo el cuarto de cinco hermanos James Ronald, Deloris, Larry, Michael y Roslyn. Hijo de James y Deloris Jordan que se conocieron como no podía ser de otra manera que en una cancha de baloncesto. Su padre era un mecánico en la planta de General Electric y su madre trabajaba en un banco. Michael era muy joven cuando su familia se trasladó a Wilmington, Carolina del Norte dónde pasó gran parte de su infancia.

Parece difícil imaginarlo, pero los comienzos deportivos de “Su majestad” estuvieron alejados del foco, de ser el mejor del equipo. Como jugador de béisbol, el otro gran deporte que siempre le apasionó, Jordan no consiguió destacar en la Babe Ruth League, de hecho tenía dificultades para jugar a una edad (12 años) en la que soñaba con ser una estrella del béisbol. El baloncesto llegaría más tarde. Pero llegaría para quedarse.

Cuando el pequeño Michael tenía tan solo 13 años de edad, su padre le hizo construir una cancha de baloncesto en el patio trasero de su casa dónde con su talento empezó a ser admirado por los vecinos del barrio que se reunían las tardes de los fines de semana para jugar y hacer barbacoas.

Su primer gran desafío fue vencer a su hermano, Larry Jordan de 1,72 metros. Aunque su salto era mucho mayor que el de su hermano, Michael nunca pudo opacar su impresionante figura. Larry, puro músculo, era la estrella del instituto Laney, y Michael quería ser como él. Fue su gran amigo y su primer rival, el que creó su impresionante sed de victoria. “Si hubiera medido 1,90, estaríamos hablando de Michael como el hermano de Larry”, dice Clifton Herring, entrenador de ambos en el instituto, en el libro “Michael Jordan y el mundo que él creó”. “Cuando me ves jugar, ves a Larry”, declaró en una ocasión Jordan.

En el otoño de 1978 con 15 años de edad y 1,80 metros de estatura Mike fue rechazado por Clifton Herring (entrenador de Laney High School de Wilmington, Carolina del Norte) para el equipo de baloncesto. Con 50 chicos compitiendo por 15 lugares para el equipo A del instituto y otros 15 para el equipo B (equipo que ningún chico aspiraba a entrar). Una vez terminada las pruebas Herring colocó en la puerta del gimnasio un papel con los nombres selectos para el equipo. El nombre de Michael Jordan no figuraba en dicho papel. Las vueltas de la vida hicieron que hoy día ese gimnasio lleve el nombre de Michael Jeffrey Jordan Gymnasium. A Michael le incluyeron en el equipo B, pero no era lo que él quería y se marchó llorando. Fue tal la humillación que sintió que despertó en él un espíritu competitivo que lo caracterizó toda su carrera. Se juró a él mismo que nunca más lo rechazarían de un equipo. En el próximo verano creció 10 centímetros y se entrenó rigurosamente, especificándose en sus debilidades (tiros en suspensión y la defensa). Esto lo llevó a promediar un triple-doble de 29,2 puntos, 11,6 rebotes y 10,1 asistencias y lo llevo a ser seleccionado en el McDonald’s All-American Game (es un partido que disputan los mejores jugadores de High School del año). Dichos números le dieron la posibilidad de conseguir una beca en la Universidad de North Carolina dónde se especializó en geografía.

EL TIRO QUE CAMBIO SU VIDA

Su camino de estrella empezó a construirse con una canasta en la final universitaria, que definió el triunfo a favor de Carolina del Norte sobre Georgetown. Era un joven alto y flaco con el número 23 en su espalda y su pecho y con ilusiones de comerse el mundo. A falta de 18 segundos para finalizar el encuentro, recibió una pelota y de inmediato lanzó al aro para así poner su equipo 63-62 arriba en el marcador.

El diálogo entre Michael Jordan y su ex-compañero Buzz Petersen, en los vestuarios del Superdome de Nueva Orleans dónde el 29 de marzo de 1982 se disputó la final de la Liga Universitaria, fue el siguiente:

Mike —“¿Tú crees que ha sido un gran tiro? ¿Crees que la gente lo recordará?”

Buzz —“Michael, ha sido el tiro más importante que hayas metido jamás.”

Mike —“Pero no ha sido sobre la bocina.”

Buzz —“Michael, será el más importante de tu carrera.”

Mike —“Ya veremos…”

John Thompson, el entrenador de Georgetown, afirmó tiempo después de aquella épica final: “Aquel tiro dio inicio a la leyenda de Michael Jordan”.

EL DRAFT DE LA NBA DEL 1984 

En 1984 fue el trigésimo-octavo Draft de la NBA, el 19 de Junio. Muchos podrán pensar que fue elegido en el pick número 1, algo que sería lo más lógico de creer, pero lo cierto es que esto no fue así, ya que dos equipos pudieron haber elegido al más grande de todos los tiempos, pero decidieron contar con dos pivots ya que en aquella época se armaban los equipos a partir de estos. Las instituciones que se perdieron de ver a Mike con sus colores fueron los: Houston Rockets que eligieron a Hakeem Olajuwon (actual miembro del salón de la fama) en el pick número 1, a la postre obtuvo con los Rockets 2 anillos de campeones de la NBA. Portland Trail Blazers fue el segundo equipo en dejar pasar la oportunidad de sus vidas en elegir a “su majestad” llevándose como pick 2 a Sam Bowie que con el paso de los años dicha decisión de los Blazers fue considerada como uno de los mayores errores de la historia de la NBA.

Los Chicago Bulls fueron el tercer equipo en elegir en el draft ¿a quién? un tal Michael Jordan. Dicha elección fue la mejor en la historia de los Bulls, ya que Mike traería a la larga seis anillos de la NBA en la década de los 90.

CARRERA PROFESIONAL

Jordan fue un éxito y una sensación inmediata siendo tan solo un novato. Rápidamente se convirtió en uno de los jugadores favoritos del público dado su juego espectacular y ofensivo en la pista, el año de novato promedio 28,2 puntos – 6,5 rebotes – 5,9 asistencias. Gracias a los votos del público en general de la NBA fue de la partida en el All-Star Game en su primer año. También se hizo con el premio a Rookie del año y batió el récord de más puntos anotados por un novato en la franquicia con sus 49 puntos frente a los Detroit Pistons de Isiah Thomas.

En su segunda temporada, Jordan debió ausentarse debido a una lesión en el pie. Recuperándose a tiempo para la post-temporada, quedando eliminados frente a los Boston Celtics de Larry Bird en primera ronda por un contundente 3-0.

A la temporada siguiente, ya recuperado totalmente de su lesión, consiguió uno de los promedios anotadores más altos de la historia de la NBA, con 37,1 por partido, siendo el único jugador aparte de Wilt Chamberlain en anotar más de 3000 puntos en una sola temporada.

Tuvo otra excelente campaña en el 1987-88 promediando 35 puntos con 53,5 % de aciertos en sus tiros, ganando por fin su primer MVP de la temporada. También recibió el premio al mejor defensor, con un promedio de 1,6 tapones y 3,16 robos de balón. El récord de los Chicago en la temporada fue 50-32 y por primera vez en su carrera Jordan superó la primera ronda de playoff tras vencer a Cleveland Cavaliers en cinco partidos. Sin embargo, fue derrotado en semifinales de conferencia por los Detroit Pistons liderados por Isiah Thomas y su grupo de Bad Boys.

En las próximas dos temporadas los Bulls llegarían a finales de conferencia, dónde en ambos años quedarían eliminados también frente a los Detroit Pistons, equipo que ganó su segundo anillo seguido y plantó la duda acerca de si los Bulls y Jordan podrían batirlos alguna vez. Mike entró en la temporada 1990-91 preguntándose si podría formar finalmente un equipo capaz de ganar un campeonato de la NBA.

PRIMER TRI-CAMPEONATO 

Después de la tercera eliminación consecutiva frente a los Pistons, Michael Jordan comenzó la temporada 1990-91 más motivado que nunca. Año que ganó su segundo MVP con un promedio de 31,5 puntos, 6,0 rebotes y 5,5 asistencias por partido en la temporada. Por primera vez en 16 años los Bulls terminaron primeros en temporada regular consiguiendo un récord para la franquicia en ese entonces de 61 victorias. Los Bulls se elevaron a otro nivel con Scottie Pippen jugando como un All-Star. Eliminaron en las dos primeras rondas de playoff a los New York Knicks y Philadelphia 76ers, llegando a la final de conferencia con los Detroits Pistons una vez más, esta vez fue victoria para los Bulls con barrida incluida 4-0 y con la separación de los Bad Boys, en el último juego, fiel a su estilo, se retiraron cuando el reloj no había llegado a 00:00 y pasaron por frente del banco de los Bulls sin estrechar manos. En las finales de NBA se enfrentarían a Los Angeles Lakers del mítico Magic Johnson donde cederían tan solo un juego consiguiendo así su primer anillo tanto de Mike como de los Chicago Bulls, finalizaron los playoffs con un excelente 15-2. Michael ganó su primer MVP de las finales y lloró sosteniendo el trofeo de campeón.

En la próxima temporada los Bulls no hicieron otra cosa que superarse a sí mismos, consiguiendo batir el récord de victorias de la franquicia impuesto el año previo con 67 victorias y 15 derrotas. Jordan logró obtener su tercer MVP de la temporada (segundo consecutivo) con promedios de 30,1 puntos; 6,4 rebotes; 6,1 asistencias. Tras ganar a los Knicks en siete duros encuentros en la segunda ronda de eliminatorias y a los Cavs en seis en las Finales de Conferencia, los Bulls se plantaron de nuevo en las Finales de la NBA contra los Portland Trail Blazers, liderados por Clyde Drexler (diez veces All-Star, es miembro del salón de la fama y fue nombrado uno de los cincuenta mejores jugadores de todos los tiempos por la NBA. También compañero de Jordan en el Dream Team). El momento más épico y especial fue el del sexto partido de aquella final en la que los Bulls perdían por 15 puntos al iniciar al último periodo, parecía que todo se decidiría en un séptimo y definitivo juego pero; los Bulls resolvieron el juego y ganarían el anillo en seis partidos con un enorme Jordan promediando 35,8 puntos, 4,8 rebotes y 6,5 asistencias, siendo nombrado MVP de las Finales por segunda vez.

En la temporada 1992-93 a pesar de sus 32,6 puntos; 6,7 rebotes y 5,5 asistencias no se consagró como el MVP, dicho premio quedó en las manos de su amigo Charles Barkley. Esto solo hizo que Mike se prometiera que Barkley no se quedaría con todos los premios de la temporada y al enfrentarse entre sí en las finales de NBA, con un promedio en las mismas de 41 puntos en seis partidos, Jordan lograría obtener por tercer año consecutivo el anillo de campeón de la NBA y su tercer MVP al hilo de las finales (único en lograrlo hasta Shaquille O’Neal 2000-2002 con los Lakers).

EL PRIMER RETIRO

El 6 de Octubre de 1993, anunció que se retiraba del baloncesto, alegando que ya no disfrutaba jugar como antes y que no le quedaba nada por ganar dentro de una cancha de baloncesto. Otro motivo fue que tanto el publico como él mismo ya no se sorprendían al verlo meter una canasta decisiva en la bocina final de un encuentro. Pero lo que ayudó definitivamente a tomar esa decisión fue el asesinato de su padre el 23 de Julio del mismo año.

Tras su retirada del baloncesto Jordan sorprendió al mundo del deporte firmando un contrato con los Chicago White Sox, un equipo de béisbol de una liga mayor de la Liga Americana. El motivo fue una promesa que le hizo a su padre, a de más en alguna oportunidad dijo que antes de dedicarse al Básquetbol el soñó con ser jugador profesional de Béisbol. La carrera de Jordan en este equipo no fue nada destacada y pronto decidió colgar el bate para ponerse nuevamente los cortos y regresar a la NBA.

EL REGRESO A LA NBA Y SU SEGUNDO TRICAMPEONATO

En la temporada 1993-94 los Bulls sin Jordan obtuvieron un sorpresivo récord de 55-27, siendo eliminados en segunda ronda de playoffs por New York Knicks. En la temporada 1994-95, la versión de los Bulls no era ni una sombra de lo que había sido en los años liderados por “su majestad”, ya que a mitad de temporada estaban luchando por un puesto en playoffs, consiguiendo finalmente una racha prodigiosa que les salvó del abismo. Esta racha llegó con la vuelta de Jordan a la NBA, a Chicago. El 18 de Marzo de 1995, Jordan anunció su vuelta a la NBA por un boletín de prensa de tan sólo dos palabras:I’m back” (“He vuelto”). Al día siguiente Mike regreso a las canchas con el número 45 en su haber (ya que su clásico 23 fue retirado en honor a él mismo), con 19 puntos frente a los Indiana Pacers sin poder evitar la derrota. Tan solo unos pocos días después de su retorno a la pista anoto 55 puntos ante los Knicks. Mike condujo a los Bulls a un balance de 9-1 durante el mes de abril de ese año, llevándolos a los playoff donde llegaron a semifinales de conferencia encontrándose con los Orlando Magic, serie donde “su majestad” promedio 31,5 puntos por encuentro, pero perdió los dos últimos balones del partido definitivo, algo a lo que nadie estaba acostumbrado y al cabo de seis partidos los Chicago quedarían eliminados.

Nick Anderson (jugador de los Orlando Magic) tras el primer partido de la serie dijo: “que no se parecía al Michael de los viejos tiempos”. Por ende, un extra-motivado (como suele ser después de una derrota) Jordan volvió a utilizar su dorsal 23. Esta acción pudo haber sido una tentativa de recobrar su misterio y predominio, le costó una multa a la franquicia ya que no se avisó a la NBA de un cambio de dorsal. Ese verano Air Jordan se entrenó con más rabia que nunca, la previa del que iba a ser uno de los mejores años de la historia de los Chicago Bulls, de Michael y de los fanáticos de la NBA.

Los Bulls, reforzados por, el especialista en rebotes, Dennis Rodman, arrasaron en la temporada regular, para finalizar con 72-10, el segundo mejor récord de la historia de la NBA (siendo superado en la temporada 2015-16 por los Golden State Warriors de Stephen Curry y compañía). Jordan lideró la liga en anotación (como de costumbre) promediando 30,1 puntos por partido y siendo poseedor del premio MVP de la temporada y del All-Star Game. En playoff los Bulls solamente cedieron tres encuentros en cuatro rondas, venciendo finalmente a los Seatlle Supersonics de Gary Payton y Shawn Kemp en las finales de la NBA. Jordan fue nombrado por cuarta vez MVP de las Finales, superando así a Magic Johnson.

En la siguiente temporada, con un récord de victorias de 69 y 13 derrotas, Mike perdió la pulseada por el MVP de la temporada con Karl Malone de los Utah Jazz. Por quinta vez el equipo de los Bulls llegaría a la final de la NBA dónde se midieron contra los Utah Jazz del dúo dinámico compuesto por Karl Malone – John Stockton. En esta serie hubieron dos momentos de los mas recordados por Mike en su carrera. El primer encuentro lo ganó Chicago con un tiro en la bocina de Jordan, ante la defensa de Bryon Russell, con solo 2 segundos en el reloj, para que los Bulls se llevaran el primer partido de las finales. Y en el quinto encuentro, Mike con fiebre anotó 38 puntos para romper el empate a 2 que predominaba en ese momento, con la victoria por 90-88. El famoso partido de la gripe, en la noche anterior Michael había ordenando comida y se sospecha que estaba en mal estado a drede, los acompañantes del equipo, desesperados por la situación, buscaban un remedio que deje al 23 en condiciones, siendo la compota de manzana la opción que el alero prefería. Después consiguieron la victoria definitiva en Chicago cerrando aquel encuentro con una memorable asistencia de Jordan para un enceste de su compañero de equipo Steve Kerr (el jugador con el mejor porcentaje en triples de la historia). Jordan recibió, por quinta vez, el MVP de las Finales.

Los Bulls en la próxima temporada bajaron un poco el récord de victorias con un 62-20 con Michael Jordan promediando 28,7 puntos y liderando la liga en anotación, ganando el MVP de la temporada y del All-Star. Siendo nombrado en los primeros quintetos de la temporada y en el defensivo. Ganaron la Conferencia Este y se colaron en las Finales de la NBA por tercera vez consecutiva, nuevamente ante Utah Jazz (esta vez con el mejor récord de la temporada) dónde Karl Malone – John Stockton buscaron revancha. Michael Jordan mostró un nivel fuera de serie en donde los Bulls, en el tercer partido, prácticamente apabullaron a los Utah Jazz, quedando en la memoria de todos los que vivieron este encuentro, 96 a 54 fue el score y en conferencia de prensa Michael dijo: “si el rival está mal, hay que seguir atacándole”. Tras los primeros cinco encuentros y una serie favorable a los Bulls, los equipos irían a Utah para disputar el sexto partido el 14 de Junio del 1998. A falta de 40 segundos Chicago iba 86-83 abajo y tras un minuto de tiempo pedido por el Coach de los Bulls, Jordan anotó una bandeja ante varios defensores de los Jazz, colocando al equipo un punto abajo (86-85). En la nueva posesión de Utah, tras recibir Malone el balón en el poste, Jordan llegó por detrás, le robó el balón y calmó la posesión subiendo la pelota, frenó el ataque sobre la línea de tres, entonces, Mike se dispuso a atacar la canasta de Utah, rápidamente perseguido por Russell, quitándoselo de encima con una finta que le mandó unos metros para atrás y resbalándose quedo solo sin defensa alguna para poder tomar el tiro que dejaría a su equipo por delante y consiguiendo el tercer anillo consecutivo para los Bulls (su sexto campeonato en ocho años, dejandonos a todos con la incógnita de que hubiera pasado de no haberse retirado). Sería su ultima canasta con la camiseta de los Chicago Bulls. Dicha jugada es recordada hasta el día de hoy, siendo de las canastas mas famosas de la historia de la NBA. Este tiro fue llamado y recordado como The Last Shot (el último tiro) Michael fue de nuevo MVP de las Finales, promediando más de 30 puntos y anotando 45 en el último partido.

Esta heroica actuación pareció ser el final ideal para culminar su carrera. Con Phil Jackson (coach) terminando contrato, las probables bajas de Pippen (quién declaró su deseo de ser traspasado durante la temporada) y Rodman (que firmaría por los Lakers como agente libre), llevaron a Jordan a anunciar su retirada el 13 de Enero de 1999.

PARTE DE LOS WASHINGTON WIZARDS

Ya en la década del 2000 Mike regresó a la NBA pero no como jugador como todo el mundo querría, sino como presidente operativo donde sus responsabilidades con el club eran de directivo, como era él en todos los aspectos del equipo, incluyendo las decisiones personales.

Decidió seleccionar con el número 1 del Draft a Kwame Brown, procedente del instituto, fue muy criticada, y a la larga pésima. En enero de 1999 había afirmado que en un “99,9%” de probabilidades de que no regresaría a las pistas. Pero Jordan comenzó a declarar en el verano de 2001 que era posible su vuelta como jugador, esta vez con un nuevo equipo, los Wizards. Para los Washington Wizards, Mike confirmó como entrenador a Doug Collins, a esto le sumamos que pasó la mayor parte de la primavera y verano de 2001 entrenándose en Chicago con jugadores de la NBA, los fanáticos de Michael Jordan soñaban con su vuelta a las canchas.

Finalmente en una rueda de prensa el 10 de septiembre de 2001 coqueteo con su reaparición a la mejor liga del mundo. Un día después de tal insinuación ocurrió el atentado a las Torres Gemelas, y 14 días después de tal atentado anunció su vuelta a las canchas con la camiseta de los Wizards, además afirmo que donaría su sueldo a las victimas de dicha tragedia.

Las lesiones lo limitaron durante toda la temporada, su físico ya no era el mismo de antes, pese a ello sus números eran envidiables para cualquier jugador 22,9 puntos por partido, 5,2 asistencias, 5,7 rebotes y 1,42 robos de balón, liderando a los jóvenes Wizards a un paso de disputar la pos-temporada a pesar del flojo equipo con el que contaban. Durante un breve tiempo se habló de él como candidato al MVP. Tras jugar su 14º All-Star Game, superó a Kareem Abdul-Jabbar en la tabla de anotadores en la historia del All-Star.

Desde el principio de la temporada 2002-03 anunció que era la ultima y esta vez de forma definitiva. Esa campaña fue el único jugador de Washington en disputar todos los encuentros de la temporada regular, siendo titular en 67 de ellos. Promedió 20,0 puntos, 6,1 rebotes, 3,8 asistencias y 1,5 robos por partido. A la edad de 40 años, anotó 20 o más puntos en 42 ocasiones, 30 o más en nueve, y 40 o más en tres.

Su último encuentro como jugador de la NBA fue en Filadelfia contra los 76ers, el 16 de Abril del 2003. Jordan anotó 16 puntos. En los minutos finales del partido, Mike entró de nuevo en juego, después de que el público de Filadelfia cantara “queremos a Michael”. A falta de 1:44 para el final, Air Jordan anotó sus dos últimos tiros libres y se sentó tras una increíble ovación de más de tres minutos de duración. Michael Jordan se retiró anotando 32.292 puntos en toda su carrera.

MICHAEL “OLIMPICO” JORDAN

Mike participó de 2 juegos olímpicos, logrando la medalla de oro en ambos (Los Angeles 1984 y Barcelona 1992) siendo uno de los tres jugadores en ganar una medalla como jugador amateur y otra medalla como profesional, los otros dos jugadores fueron Patrick Ewing y Chris Mullin.

La medalla de oro en Barcelona 92 fue, es y sera la mas recordada por el hecho de la aparición del Dream Team (equipo de ensueño) con todas las figuras de aquellos años de la NBA y donde 10 de sus 12 integrantes son considerados hoy en día dentro de los mejores 50 jugadores de la historia de este deporte.

El Dream Team ganó la medalla de oro tras derrotar de forma contundente a todos sus rivales, consiguiendo una marca de 8-0 y una media de 117’3 puntos en todos los partidos y una diferencia media respecto a los rivales de 43’75 puntos.

Los partidos fueron los siguientes:

Primera ronda

  • Angola (116-48): 68 puntos de diferencia
  • Croacia (103-70): 33 puntos de diferencia
  • Alemania (111-68): 43 puntos de diferencia
  • Brasil (127-83): 44 puntos de diferencia
  • España (122-81): 41 puntos de diferencia

Cuartos de final

  • Puerto Rico (115-77): 38 puntos de diferencia

Semifinal

  • Lituania (127-76): 51 puntos de diferencia

Final

  • Croacia (117-85): 32 puntos de diferencia

Pero el Dream Team pudo no ser el Dream Team ya que Mike estuvo a punto de no ir a los juegos de Barcelona. La realidad es que Jordan no quería participar, decía que ya tenía una medalla de oro, pero la insistencia de jugadores del calibre de Magic, que llegó a suplicarle ante los medios de forma graciosa, se puso de rodillas en tono de broma (sin ser broma) diciendo “please, please!” que por favor fuera a los juegos olímpicos, que no podían ser el Dream Team sin el mejor.

UN POCO MÁS DE “AIR JORDAN”

Michael Jordan tiene 5 hijos producto de dos matrimonios. Dos varones y tres mujeres: Jeffrey Michael Jordan, Marcus James Jordan, Jasmine Mickael Jordan producto del primero de los dos matrimonios con la señora Juanita Vanoy. Y con su segunda esposa llamada Yvette Prieto tuvo a Ysabel y Victoria Jordan.

En el año 1984 en septiembre Mike firmo un contrato de cinco años con Nike. La marca deportiva le puso tres claros objetivos para el jugador dentro de sus primeros tres años como profesional, de los cuales al menos uno debía ser cumplido. Los objetivos eran: ganar el premio al “Novato del Año”; debía convertirse en un All-Star; debía haber marcado un promedio de 20 puntos por juego.

En 1991 otro “MJJ” lo tuvo en cuenta para un videoclip musical. Michael Joseph Jackson​​ fue un cantante, compositor, productor discográfico, bailarín, actor y filántropo estadounidense.​​​ En el video intercambian sus capacidades, Jordan intenta enseñarle a Jackson como encestar el balón y Michael Jackson trato de enseñarle los pasos de baile característicos de el, entre ellos la “caminata lunar”.

También incursiono en el mundo del cine con Warner Bros, en la película llamada Space Jam que se estreno en el año 1996. En dicha película Michael Jordan entrena a Bugs Bunny y a sus amigos para un partido de baloncesto contra un equipo extraterrestre, por la libertad de los Looney Tunes. La película esta basada en la primera retirada del baloncesto por parte de Jordan para dedicarse al béisbol. Fue un éxito de taquilla: recaudó más de 230 millones a nivel internacional (sólo 80 millones de dólares en Estados Unidos) y se convirtió en el film de baloncesto con mayor recaudación en la historia.

Dos grandes estrellas y miembros del salón de la fama del Básquetbol como lo son Larry Bird y Magic Johnson quedaron rendidos a sus pies con la gran habilidad de MJ. En el segundo partido de una serie que ganó Boston Celtics 3-0, Jordan metió 63 puntos y Larry Bird maravillado dijo: “Esta noche he visto a Dios disfrazado de jugador de baloncesto”. En cambio Magic en una oportunidad contó la anécdota de cuando provocó a Mike. En un entrenamiento del Dream Team el seleccionador estadounidense Chuck Daly había dividido al equipo entre el Este y el Oeste, como si fuera un All Star. De un lado, Jordan, del otro, Magic Johnson. Como iban ganando con comodidad, a Magic se le ocurrió provocar a Jordan. “O te pones en modo Air Jordan o vamos a acabar con ustedes”, le dijo. Eso fue combustible para MJ. Anotó dos triples seguidos y, posteriormente, agarró el balón, saltó hacia el aro, dio un giro de 360 grados y enterró el balón en el aro. Según Magic Johnson, jamás volvió a ver nada igual.

Michael Jordan hoy en día se hizo propietario de casi el 90% de la franquicia de la NBA Charlotte Hornets, de esta manera sigue vinculado con este hermoso deporte pero no como jugador.

Jordan también ganó el concurso de mates de la NBA en los años 1987 y 1988, pero mejor no les digo mas y les dejo el vídeo de sus espectaculares hundidas.

PREMIOS INDIVIDUALES

Para terminar con esta sección de #Memorias y para que la gente que no haya tenido el placer de haberlo visto jugar o no entienda la dimensión del jugador que fue en su momento, le dejo un listado de los logros que consiguió en su envidiable e inigualable carrera:

  • 5 veces Jugador Más Valioso de la NBA (1988, 1991, 1992, 1996, 1998)
  • 6 veces Jugador Más Valioso de las Finales de la NBA (1991, 1992, 1993, 1996, 1997, 1998)
  • 10 veces Máximo anotador de la NBA (1987, 1988, 1989, 1990, 1991, 1992, 1993, 1996, 1997, 1998)
  • 3 veces Máximo recuperador de balones de la NBA (1988, 1990, 1993)
  • 7 veces Líder en eficiencia de la NBA  (1987, 1988, 1989, 1990, 1991, 1992, 1993)
  • 14 veces Elegido para el All-Star de la NBA (1985, 1986, 1987, 1988, 1989, 1990, 1991, 1992, 1993, 1996, 1997, 1998, 2002, 2003)
  • 3 veces MVP del All-Star de la NBA (1988, 1996, 1998)
  • 10 veces Mejor Equipo de la NBA (1987, 1988, 1989, 1990, 1991, 1992, 1993, 1996, 1997, 1998)
  • 1 vez Segundo Mejor Equipo de la NBA (1985)
  • 1 vez Jugador Defensivo del Año en la NBA (1988)
  • 9 veces Mejor Equipo Defensivo de la NBA (1988, 1989, 1990, 1991, 1992, 1993, 1996, 1997, 1998)
  • 1 vez Novato del Año en la NBA (1985)
  • 1 vez Mejor Equipo de Novatos de la NBA (1985)
  • 16 veces Jugador del Mes en la NBA
  • 25 veces Jugador de la semana de la NBA

Deja tu comentario...