En un Borderes repleto, Atenas venció a Marne 107-85 y quedó a una victoria de la Liga Uruguaya. El equipo dirigido por Martín Frydman fue más desde el minuto 1 hasta el final. Atenas se aseguró al menos un desempate por el ascenso.

Atenas marcó la cancha ni bien comenzado el encuentro, los dirigidos por el “boca” Frydman pusieron un 9-2 en los primeros 2 minutos. Con Dandrige como figura y un equipo que defendía con gran intensidad y salía volando hacía el ataque, de a poco iban aumentando las diferencias en el marcador. Santiso con triples y alguna corrida se sumaba a lo que hacía el extranjero. A el tifon le costaba una enormidad anotar, los tiros sin oposición que tomaban eran pocos, y la efectividad además era baja. A un nivel superlativo mostrado por el ateniense, se sumaba que el rival jugaba sin su extranjero Mc Neal. Atenas terminó el primer cuarto arriba 33-16.

Para el segundo cuarto la visita mejoraba algo gracias a un par de bombas en manos de Piñeiro y una mejoría en la parte defensiva. Fue poca la resistencia que Marne le pudo poner a los locales, que rápidamente volvieron a correr la cancha de gran manera. Con buenos ingresos desde la banca de un veterano como Omar Galeano y un pibe de 15 años como Luciano Planells, las alas volvían a sacar 20 puntos de diferencia. Final del primer tiempo y victoria ateniense por 55-29.

El inicio del tercer cuarto encontraba a ambos equipos certeros desde más allá de los 6.75. Para la visita aparecía Piñeiro, mientras que en Atenas Catala comenzaba a calentar la mano. Atenas siguió con un ritmo intenso y la visita no podía aguantarlo, Catala estaba on fire y los dirigios por Frydman aumentaba diferencias. Los últimos minutos del tercero mostraban un Marne mas eficaz en ataque, de la mano de Diego Olivera y lo que seguía proponiendo Piñeiro, no dejaban que el local saque diferencias escandalosas.  Final del tercero y la victoria seguía siendo para los locales, ahora por 85-59.

Ya corrían los últimos 10 minutos del partido y en Palermo la hinchada local miraba más para la cancha de Cordón que para el rectángulo ateniense. Se sabía que con la victoria de su equipo y una derrota de Sayago en manos del albiceleste, se coronarían como campeones. Bueno, en Atenas, el último cuarto para poco sirvió, ambos equipos rotaron a sus jugadores más jóvenes y vieron como corrían los últimos minutos. Las alas negras llegaron a tener ventaja de más de 30 puntos en el marcador, aunque sobre el final el tifon maquillo en algo el resultado. Victoria ateniense por 107-85.

Atenes jugó a placer y tuvo varios jugadores en un gran nivel. Catala (29 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias), Dandrige (21 puntos y 8 asistencias) Santiso (14 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias) Luciano Planells (12 puntos, 3 rebotes y 6 asistencias) Mateo Pose (12 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias) y Fausto Pomoli (6 puntos, 17 rebotes y 6 asistencias).

Por el lado de el equipo visitante, la gran figura fue Andres Piñeiro, quien terminó con 24 puntos y 5 asistencias. Olivera anotó 13 puntos, mientras que los sub 23 Borrallo y Pankoski anotaron 11 tantos cada uno.

 

Deja tu comentario...