No alcanzó la insipraZION

No alcanzó la insipraZION

Zion Williamson finalmente hizo su debut en la NBA luego de estar tres meses afuera por una cirugía en la rodilla.

Fue ante los San Antonio Spurs y con derrota 121-117 de la mano de un gran LaMarcus Aldrige que fue amo y señor de las pinturas con 32 puntos.

El mundo NBA se paralizó por un momento en la noche de ayer. Es que el jugador con más impacto mediático en su llegada a la liga desde LeBron James en 2003, tuvo su ansiado debut. Una lesión en una de sus rodillas lo había imposibilitado de ingresar al parqué en los primeros 44 encuentros de la franquicia de New Orleans. Pero anoche, Zion Williamson tuvo sus primeros minutos con el equipo dirigido por Alvin Gentry, quien de ante mano le había comentado a los medios de prensa que Zion tendría minutos limitados frente a los San Antonio Spurs. Y así fue, el ex Duke jugó 18 minutos. En eso minutos en cancha aportó 22 puntos y 7 rebotes. Había arrancado de mala manera, en sus primeros 12 minutos, el estar tiempo afuera le pasó factura y se le notaba falto de juego, cometió varias perdidas y los tiros que tomó no fueron los mejores. Pero en el último cuarto todo cambió.

Cuatro triples en misma cantidad de intentos, cortes al aro demostrando su fuerza, hicieron que marque 17 puntos seguidos y su equipo llegue a pasar por la mínima, incluso ganándose el cántico de “MVP MVP MVP” del  Smoothie King Center.

Pero en los minutos finales volvió a la banca, el plan de minutos es estricto y los Pelicans no lo quisieron arriesgar y los Spurs lo aprovecharon para quedarse con la victoria.

De Zion, fue la primera vez en su carrera que anotó cuatro triples, nunca había superado los tres en una noche.