Derrick Rose se retiró entre lágrimas y abrazos del campo de juego en la jornada de ayer luego de la victoria 128-125 de sus Minnesota Timberwolves sobre los Jazz en donde marcó su “career high” con 50 puntos.

Para la alegría de muchos Rose volvió a estar en modo 2011, cuando fuese declarado el MVP más joven de la historia. Hoy, 7 años después y luego de superar muchas lesiones carga a los Wolves y los lleva a la victoria en el estreno de su camiseta clásica.

La rosa se despachó con 50 puntos, 4 rebotes, 6 asistencias, 2 robos y 1 tapa que sello el resultado. Además tuvo 19/31 en tiros de campo, lo que es un 61% y 4/7 en triples (57%). Como si fuese poco fue quien cerró el partido, primero puso una bandeja para adelantarse 123-122, luego de que los Jazz empataran una nueva bandeja de D-Rose ponía en cabeza a los Wolves 125-123. Después le tocó ir a la línea, donde seguro puso los dos personales y dejó el partido 128-125 y para cerrarlo ante la desesperación de Exum por conseguir un agónico triple pone una gran tapa y le da cifras definitivas al partido. Además Karl Anthony Towns anotó 28 puntos y bajo 16 rebotes y Andrew Wiggins agregó 19 y y rebotes.
Por el lado de Utah Donovan Mitchell anotó 26 puntos y Rudy Gobert 22 tantos y 13 rebotes.

Repasá lo mejor de su partido

Deja tu comentario...