Papelón internacional

Papelón internacional

Las Gigantes argentinas quedaron eliminadas de los Juegos Panamericanos de Lima por un papelón histórico. 

 

No todo es felicidad, sonrisas y buena organización en el básquet de la vecina orilla. Por lo menos en su rama femenina. En la jornada de ayer, las Gigantes, como se les llama a la selección femenina adulta argentina, se vio en vuelta en un enorme papelón internacional, no por lo que hicieron las chicas en la cancha, de más está decir. Si no por lo que las rodeó, que poco ayudaron, y más bien lastimaron. Las chicas albicelestes fueron eliminadas del Torneo Panamericano que se está disputando en Lima de manera increíble. Por no presentar la indumentaria debida. Las argentinas ingresaron al campo de juego con las camisetas azules, las mismas que tenían su rival, Colombia. Lo más insólito de todo, es que las Gigantes y las colombianas estuvieron haciendo los ejercicios pre competitivos 30 minutos hasta comenzar el encuentro, y nadie se dio cuenta. Por este motivo, las argentinas fueron eliminadas del certamen. De no creer. Aclarar que a Argentina le correspondía presentarse con la indumentaria blanca y a Colombia si, con la azul. Por esto, las cafeteras tomaron la decisión de que el partido no se juega, estando esto en su potestad, y se les dio por ganado en cifras de 20-0.

Si esto pasó por algo es, no es casualidad. La organización argentina decidió llevar en su rama femenina, en vez de un utilero a un medico. El problema pasa por las diferencias que se hacen entre un genero y el otro. ¿Por qué en el combinado masculino el staff técnico es de once personas y en el femenino de únicamente cuatro? Hay algo que se está haciendo mal. Si buscamos la igualdad, este no es el camino.

Las que terminaron pagando duro fueron las jugadoras, las Gigantes. Que vieron trunco su sueño panamericano. Aunque “rodaron cabezas”, otras. Inmediatamente se dieron las renuncias de Hernán Amaya, coordinador de equipos nacionales femeninos de la Confederación Argentina de Basquetbol, y de Karina Rodrígurez, la Directora de Desarrollo del básquet femenino. Ambas renuncias fueron informadas por la cuenta de Twitter oficial de la CABB, minutos despues pasado el papelón. Papelón que no se borra, papelón que deja sin competencia a las jugadoras.