Ambos equipos pelean en la parte alta de la tabla dentro de la Conferencia Oeste, lo que aseguraba un partido con varias emociones.

Va de rachas el Oeste. Si los Jazz tienen la mejor racha activa de la NBA, con 10-0 reciente, Houston no se quiere quedar atrás. Anoche, tomó Minneapolis y firmaron su novena victoria seguida. Los Rockets vencieron a los Timberwolves por 108-126. Con 43-13, los de Texas solamente están a 0,5 victorias de alcanzar a los Warriors, líderes del Oeste. Minnesota, por su lado, no pudo aprovechar la derrota de los Spurs para acercarse a la tercera ubicación.

Festival de Houston en el último cuarto desde la línea de 3. ¡El equipo texano metió 10 triples! Y con un parcial de 28-42 se llevó el partido. Final: 108-126. ¡Con los Rockets metiendo 22 triples con un 47% de acierto! Y los visitantes perdiendo solo 6 balones.

Decisivos en el triunfo James Harden y Ryan Anderson. Por cierto, noveno triunfo seguido del equipo de Mike D’Antoni. Harden hizo 34 puntos, 12 asistencias y 6 triples. Y Anderson sumó 21 puntos y 6 triples desde la suplencia. Fantástico su acierto en los minutos cruciales.

Houston ganó en una cancha muy complicada. Minnesota entró en el partido habiendo perdido solo 6 veces como local. Llevaba una enorme racha de victorias seguidas en su pabellón, pero no pudo con esos 42 puntos (10 triples) de Rockets en el cuarto final.

Lo hizo bien la segunda unidad visitante. Además, 14 puntos y 12 rebotes del titular Clint Capela, junto a los 13 puntos de un completo Chris Paul.

Ese acierto desde el triple de Houston mató el partidazo de Karl-Anthony Towns. El internacional dominicano fue el mejor de los suyos sumando 35 puntos, 12 rebotes, 3 tapones y 3 asistencias. Con 12 de 16 en el tiro de campo. Sin fallar un solo tiro libre. Su mejor ayuda fue el base Jeff Teague quien terminara con 25 puntos y 8 asistencias. Porque Jimmy Butler y Andrew Wiggins estuvieron bajo control. Noche aciaga del canadiense, que falló 12 de sus 14 lanzamientos a canasta.

Llega el All-Star y tanto a Minnesota como a los Rockets les queda un encuentro previo al descanso por la cita de Los Angeles. Precisamente contra un equipo de esta ciudad, frente a los Lakers jugarán los Timberwolves el jueves, en el último duelo de la NBA antes del receso y del regreso a la competición el jueves 22. Antes, hoy 14 de febrero, los Rockets quieren irse de vacaciones con un 10-0 de balance reciente. A priori, duelo cómodo, porque reciben a uno de los peores de la liga, los Kings.

Deja tu comentario...