Foto: Paulo Petkoff

Aguada le ganó con autoridad y de punta a punta a Urunday Universitario y pegó primero en la serie de cuartos de final. El aguatero fue superior y tuvo a varios nacionales como figuras pero el mejor de la noche fue Federico Pereiras que terminó con 25 puntos, 4 rebotes y 3 robos. Una vez finalizado el encuentro, pudimos charlar con el y nos dijo lo siguiente:

Empezar la serie ganando siempre es importante, no importa que sea el uno contra el ocho, todo partido de Playoffs es diferente y presenta un desafío, “es fundamental empezar así, si bien veníamos en buena racha cuando arrancan los Playoffs ya no importa. Arrancar con el pie derecho y una defensa dura que nos permita correr la cancha que es nuestro fuerte.

Urunday anotó 64 puntos y no tuvo buenos porcentajes, a de más no pudo repartir goleo y le costó generar juego, “la defensa fue una de las claves, a nivel colectivo no le dejamos qué hacer y quedaban mal balanceados, cosa que nos permitió hacer goles fáciles del otro lado y esa es la combinación perfecta.

Se esperaba un juego más parejo, la máxima llegó a ser de 26 pero al final, con los jóvenes en cancha, la brecha se acortó, “esperábamos un partido durísimo como los anteriores de la campaña pero se dio así y lo aprovechamos. Pisamos el acelerador y por suerte nos lo llevamos con comodidad.

Dado el trámite, todos tuvieron sus minutos y los que generalmente juegan más tuvieron su descanso, “eso también es fundamental, no sólo el hecho de descansar y rotar, si no que integrar a más jugadores. Con un plantel más largo somos más peligrosos.

Aguada llegó con el 1 a Playoffs y el mejor récord de la Liga, empezaron ganando con autoridad y el hincha se empieza a ilusionar, “lo que hablamos es ir partido a partido, nuestro objetivo es ganarle el segundo juego a Urunday pero personalmente y creo que el resto piensa que nadie se va a quedar contento llegando menos que la final e ir por el título.” 

Una gran actuación de Pereiras le valió para ser el mejor de la noche, como de costumbre muy activo en defensa y aportando lo suyo en ataque terminó como el goleador, “se me dio el partido en ofensiva. Sé que a veces tengo partidos malos y otros buenos pero el equipo siempre me da la confianza, me busca y me incitan a que tomé protagonismo en ataque y cuando se da así divino.

El aguatero es uno de los animadores, no solo en cancha, si no que también en las tribunas, “una sensación divina, la gente apoya todo el año y ahora que estamos en Playoffs se magnífica. Se juega en el Palacio, se empiezan a jugar cosas importantes y se siente la energía.

Deja tu comentario...