Peñarol derrotó a Yale por 95-72 y se consagró campeón invicto de la DTA 2018. Un encuentro parejo en la primera mitad, tuvo un tercer cuarto perfecto y cerró el juego. Juan Wenzel fue la gran figura del partido.

El arranque del juego fue todo de la visita que castigó con su internos, Pérez y Craig muy claros y el “aurinegro” marcó marcial de 9-0 en el arranque. Wenzel de entrada mostró efectividad desde tiros de media y en los triples. Yale no estaba claro pero sus perimetrales calentaron la muñeca, se recuperó en ataque y hubo dos bombas de Briñon y una de De León. Descontó en el marcador y quedó a tiro para el segundo período. El final del primer cuarto fue 26-23 para Peñarol.

En el segundo cuarto Peñarol comenzó mejor, movió y generó bien en el perímetro y buscó muy seguido a los internos. Principalmente con Pérez, también Guerra que tuvo un buen ingreso y aportó gol en la zona pintada. Sin embargo Yale con una buena racha siguió de largo en el juego, fueron claves Lazzaroni y Ledaniz quien además anotó un triple. Yossi fue figura y entró letal desde la banca, convirtió dos triples seguidos y el azul de Jacinto Vera pasó por cuatro puntos en el marcador. Peñarol mejoró en el final con el ingreso de Blazina que anotó con penetraciones y aportes de Botta y García. Mejoró en el final y por eso paso por mínima, se fue al descanso largo ganando el “carbonero” 45-44.

En el tercero el equipo de Castrillón pisó a fondo el acelerador y aplastó a su rival, ajustó la defensa y desde ahí creció en el juego. Robó y corrió la cancha de la mano de Wenzel que llegó al gol y asistió seguido. Género mejor en ataque y jugó para sus internos, Craig en la pintura fue indefendible y Pérez con el tiro exterior anotó seguido. Penetraciones de Botta y Blazina estiraban aún más la diferencia, parcial de 14-3 y Peñarol quebró el juego, sacó la máxima de 20. A Yale le costó todo el doble y se quedó sin ideas en ofensiva, forzó mucho y tuvo pérdidas que su rival se las pagó con corridas y goles fáciles. El final del tercer cuarto fue victoria de Peñarol 74-57.

Último cuarto que no hubo emociones y estuvo todo liquidado, Peñarol administró y nunca sufrió riesgo en el partido. Juan Wenzel fue la gran figura de la noche, asistió a sus compañeros, bajo rebotes y también llegó al gol seguido, llegó al triple doble y jugó uno de sus mejores partidos en el campeonato.  Final del juego y el carbonero finalizó su paso por la DTA de manera invicta. Demostró su chapa de candidatos y sus plantilla estuvo a la altura. Logró su objetIvo de ascenso inmediato a el Metro y ya comienza a diagramar el siguiente paso en su comienzo.

El goleador y figura del partido fue Juan Wenzel con 24 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes, lo siguió Criag con 19 puntos, “Pepusa” Pérez terminó con 18 puntos y 7 rebotes. En Yale se destaco De León con 24 puntos y 10 rebotes.

Deja tu comentario...