Esta noche se definirá la Copa de Plata a las 21:30 entre Aguada y Capitol, mientras que la final de la Copa de Oro será recién en setiembre.

Es lamentable lo que sucede con la definición del Torneo sub 23 en la Copa de Oro. Lamentable por no decir triste. Una vez más se muestra la poca importancia que se la da a un campeonato en el que el día de mañana, esos pibes, van a ser el futuro de nuestro básquetbol.

La Copa de Plata se definirá esta noche. Aguada y Capitol jugarán a las 21:30 en cancha de Larre Borges y se sabrá el campeón. La idea de hacer las dos finales juntas en cancha neutral se cayó.

Los sub 23 de Trouville y Biguá deberán esperar más de tres meses para jugar la final. En el momento más lindo se les corta la ilusión de definir un torneo. Porque no hay fechas (el sábado no hay nada), la televisión no puede y por el atraso que tuvo la Liga son algunas de las razones. Ni siquiera se puede jugar mañana como preliminar de la gran final de la Liga.

Una vez más se muestra el poco compromiso con un torneo que año a año se la da menos importancia. No nos engañemos, esto ya viene siendo una costumbre. Después escuchamos que faltan jóvenes en equipos de Liga, si no le das la relevancia que implica, es difícil que hayan.

No nos olvidemos que estos chicos serán el futuro de nuestro básquetbol. Hay que replantearse algunas cosas y buscar distintas soluciones para que este torneo, que no tiene mucha visibilidad, siga en el calendario.

Tenemos que cuidar el básquetbol, pero sobre todo, cuidar a los jóvenes.

 

 

Deja tu comentario...