Tras varios veranos lidiando con los rumores que lo ponían lejos de Minnesota, finalmente Ricky Rubio hace las valijas y pondrá rumbo a Salt Lake City para jugar en los Utah Jazz.

Ricky Rubio jugará la próxima temporada en los Utah Jazz. Después de varios años conviviendo con rumores de un posible traspaso, finalmente los Minnesota Timberwolves han mandado al base catalán a Utah a cambio de una primera ronda. Ricky, que venía de firmar los meses más ilusionantes de su carrera en la NBA, abandona la que ha sido su casa durante seis campañas. El base de El Masnou aterriza en uno de los equipos más prometedores de la liga. Siempre que logren retener a su gran estrella, Gordon Hayward.

Tom Thibodeau siempre fue reticente a confirmar a Ricky Rubio como su base de futuro. Ni siquiera al cierre de este último curso, cuando el español vivía su momento más alto desde que llegó a la NBA en 2011. Entonces, cuando le preguntaron si al fin tenía claro que Ricky sería su base la próxima temporada, respondió simplemente que “a día de hoy sí”. En la salida del Base han pesado dos motivos: por un lado, el técnico de los Wolves siempre ha preferido bases más anotadores; por otro, la llegada de Jimmy Butler complicaba su encaje. Necesitaban un jugador con mejor tiro y más dañino sin balón.

En la temporada 2016-17 Rubio ha promediado 11,1 puntos, 9,1 asistencias y 4,1 rebotes en 32,9 minutos de juego por encuentro con un acierto en los tiros del 40,2 por ciento.

Deja tu comentario...