Tras nueve partidos seguidos cayendo derrotados, los Lakers vencieron anoche a Atlanta Hawks y respiran aliviados.

En el duelo de los dos equipos con peores balances de la NBA, Los Angeles Lakers consiguieron cortar una racha de nueve derrotas seguidas, volvieron a vencer en casa y pudieron con la única plantilla que hasta ahora registra peor balance que ellos. Victoria angelina sobre los Hawks, con hasta ocho hombres de Luke Walton con dobles dígitos anotadores (132-113).

Los Lakers anotaron 132 puntos para ganar con gran comodidad (132-113). El equipo llegó a ir ganando por 26 puntos. La mayor diferencia lograda en toda la temporada. El 37-21 del segundo cuarto provocó la catarsis. Los locales se fueron con 18 de ventaja al descanso y nunca bajaron los brazos.

Se trató de la primera victoria para los Ángeles Lakers en el 2018. Sin duda las chances en Playoffs se fueron esfumando a medida que la racha negativa se iba alargando. En la actualidad y gracias a la victoria de anoche los angelinos tienen un récord 12-27, compartiendo la última posición en el Oeste junto a Memphis Grizzlies. Si bien las posibilidades son varias, se tendrá que ver su mejor potencial en la segunda parte de la temporada para pensar en los Playoffs.

Brandon Ingram fue el mejor con 20 puntos y 7 asistencias. Jordan Clarkson hizo 18 tantos. Se vio bien a Kyle Kuzma, Julius Randle y Kentavious Caldwell-Pope. Kuzma desde el banquillo. Y Lonzo Ball acabó con 13 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias.

Desastroso partido en defensa de los Hawks. Y el equipo solo contó con 2 solventes atacantes. Dennis Schröder sumó 27 puntos y el novato John Collins hizo 15 en 21 minutos de acción.

Deja tu comentario...