Miami Heat logró robarle un partido de visitante a Philadelphia 76ers y ahora se mudan a Miami con la serie igualada 1-1.

La serie iba como lo previsto, Philadelphia (3) estaba por delante en la misma 1-0 tras haber cosechado la primera victoria en su casa frente a Miami (6). Se volvían a ver las caras esta noche y la situación iba a cambiar, Miami ajustó y de la mano un Wade arrolador dejaron la serie 1-1.

El primer cuarto comenzaba como se esperaba, los 76ers dominando y llevándose dicho primer parcial por 29-22 con un buen despliegue de Simmons y compañía. El quiebre se dio en el segundo período cuando Philadelphia se vio ampliamente superado ante unos Heat que aumentaron su característico ritmo defensivo y fluyeron de forma soberbia en ataque. Parcial 34-13 para irse al descanso por delante 42-56.

En el tercer cuarto la paridad comenzó a hacerse presente, ambos equipos lograban mantenerse firmes en ofensiva y no controlaban a su rival en defensa, de esta manera Philadelphia lograba imponerse en el parcial pero 33-30, dejando el score 75-86 arriba el Heat. Con un semblante similar se jugó el último período de la noche y Miami, gracias a aquel segundo cuarto de antología, se llevó el duelo a domicilio por cifras finales de 113-103 y de esta manera empardar la serie 1-1.

La figura fue el veterano Dwayne Wade, anotando sus primeros 7 tiros y se metió en el Top 10 de anotadores históricos en Playoffs superando al mítico Larry Bird.

Todo esto tras exhibirse en la pista con 36 años a las espaldas. Acabó el partido con 28 puntos y 7 rebotes en 26 minutos de juego. Más que un sexto hombre -volvió a partir como suplente- ejerció como primero, prestando experiencia y calidad a todas sus acciones.

Además de Wade, 20 puntos de Goran Drafic en 25 minutos y gran partido de James Johnson, autor de 18 tantos, 7 rebotes, 5 asistencias y 3 robos sin fallar un solo tiro de campo (7 de 7).

Los Sixers no perdían desde el 13 de marzo. El equipo de Brett Brown encadenaba 17 victorias seguidas (16 en temporada y 1 en playoff), ¡10 de ellas sin poder contar con Embiid! Esa fantástica racha se terminó anoche porque el partido nada tuvo que ver con la exhibición de Sixers que pudimos ver en el primer juego. Esta vez falló la defensa y también el tiro exterior.

Por parte los Sixers, que siguen sin contar con un Joel Embiid cuya ausencia podría extenderse hasta el tercer partido, Ben Simmons volvió a estar estupendo, con 24 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias.

La serie se mudará a Miami empatada 1-1, a partir del próximo día jueves a las 20:00hs de Uruguay. Una serie totalmente abierta, donde cualquiera de los dos equipos puede clasificar.

Deja tu comentario...