Con tres juegos y sin sorpresas se cerró la ventana FIBA en oriente, en esta jornada se jugaron encuentros correspondientes al grupo F en los que ganaron Australia, Japón e Irán.

Australia vs Catar

Los Boomers recibieron a el último de su zona en Melbourne y lo vencieron de forma contundente 110-59 para enfatizó su supremacía y liderazgo de la zona, ya que es el único clasificado y ostenta un récord de 9-1. Nunca fue partido en territorio australiano ya que los locales pisaron fuerte desde el salto inicial y fueron contundentes frente a Catar gracias a un astronómico porcentaje desde los 6.75, ya que tiraron 21/37 lo que es un tremendo 56.8%. Jason Cadee con 21 puntos (5/8 en 3pts) fue el goleador de los Boomers, seguido por Cam Gliddon con 17 unidades (5/9 en 3pts) y por Todd Blanchfield quien juntos a David Barlow anotaron 12 tantos. En la derrota Mohd Yousuf Mohmmed con 13 puntos fue lo más destacado.

Japón vs Kazajistán

El elenco nipón venció de local a los kazajos y se mantiene en zona de clasificación, está tercero con 6-4 de récord. Japón dominó en líneas generales y contó con Nicholas Ryan Fazekas que fue descollante, 41 puntos (17/30 en TC) y 15 rebotes (6 ofensivos), lo secundó Makoto Hiejima con 14 unidades y Yudai Baba con 11 tantos. En Kazajistán Alexandr Zhigulin con 23 puntos y 5 rebotes fue el destacado seguido por las 11 unidades de Anton Bykov.

Filipinas vs Irán

El elenco iraní le dio una gran mano a Japón y bajó a quien lo igualaba en récord, Filipinas, quien ahora ostenta un 5-5 y está ubicado en la cuarta posición. Con un último cuarto de ensueño el elenco iraní remontó la desventaja y venció al local en cifras de 78-70 y se mantiene así en solitario en la segunda ubicación y récord de 7-3. En el ganador Mohammad Jamshidijafarabadi fue el goleador con 26 puntos y 7 asistencias, secundado Behnam Yakhchalidehkordi con 21 unidades y también 7 pases gol, además Meisam Mirzaeitalarposhti sumó 11 puntos y 8 rebotes. En el local  Jayson Castro con 19 puntos fue el goleador seguido por los 17 de  Christian Standhardinger.

Deja tu comentario...