Sub 23 en la Super Liga

Sub 23 en la Super Liga

Se terminó la Super Liga y con eso la fase regular. A continuación presentamos un breve comentario de la actuación de los sub 23 en esta fase de la Liga Uruguaya.

Hebraica Macabi

En el vigente campeón de nuestro básquetbol se destacó como sub 23 Luciano Parodi. El base condujo en buena forma al equipo para lograr la primera ubicación en esta Super Liga. En varios pasajes de los partidos se ponía el cuadro al hombro, anotando puntos y repartiendo asistencias. Muchas veces con jugadas extraordinarias, hay que disfrutarlo ahora porque le queda poco acá en Uruguay. Agustín Zuvich fue otro de los sub 23 que tuvo minutos en Hebraica. Generoso en su juego, siempre ingresó y se fajó con los grandes rivales. Fue importante en la toma de rebotes y en defensa. Salvador Zanotta volvió de una larga lesión y se le notó la falta de ritmo. Si logra tener minutos y continuidad puede ser muy importante en los play off para el equipo. Octavio Medina y Pierino Rusch jugaron poco, pero ganaron en experiencia para el futuro.

Urunday Universitario

El estudioso culminó segundo en esta Super Liga. Mauro Zubiaurre fue el sub 23 que más utilizó Da Pra en estos 14 partidos y lo hizo muy bien. Confianza, esa es la palabra que describe el momento de Zubiaurre en esta Liga. Confianza del entrenador, de sus compañeros y la propia. Se destacó en varios partidos asistiendo a sus compañeros y sumando puntos. Ante la ausencia de Johnson en algunos partidos, ingresó como titular jugando arriba de treinta minutos. En defensa siempre demostró mucha intensidad en primera línea, y una capacidad de salto enorme en la toma de rebote. Gonzalo Rivas jugó pocos minutos por partido, en algún juego de trámite abultado estuvo más tiempo en cancha. Ganó en experiencia.

Aguada

En el aguatero el sub 23 que tuvo más participación fue Federico Pereiras. Sub 23 que en realidad ocupa lugar de ficha mayor. Pereiras alternó en la titularidad con Barriola. Depende la estrategia del entrenador ingresaba uno o el otro desde el comienzo. Lo mejor de Pereiras fue su intensidad defensiva cada vez que entraba a la cancha. En primera línea siempre fue muy fuerte. En ataque no precisaba destacarse mucho porque el equipo tenía otras vías goleadores, sin embargo en algunos partidos aportó puntos importantes. Edison Espinosa bajó la cantidad de minutos por el buen rendimiento de Iglesias. De todas maneras cada vez que ingresaba tomó rebotes defensivos y jugó para el equipo. Nahuel Santos y Luca Magnone jugaron poca cantidad de minutos.

Malvín

El equipo playero terminó cuarto en la Super Liga y se metió al Super 4. Juan Santiso y Fausto Pomoli fueron los sub 23 más utilizados por Pablo López. El primero venía de un gran Clasificatorio y en esta fase siguió de buena manera. En algunos partidos jugó más que en otros, dependiendo el trámite de los mismos. De todas maneras siempre que ingresaba conducía al equipo de forma prolija y segura, asistió muy bien a los grandes y anotó puntos claves. Pomoli comenzó con pocos minutos en la Super Liga, pero a medida que avanzó el torneo fue ganándose más minutos gracias su buen desempeño. Cuando Malvín estuvo sin extranjero grande fue aún más importante y alternaba en el equipo con más de veinte minutos. Terminó en buen nivel. Emiliano Serres, Santiago Pereira y Santiago Ramirez ingresaban en determinado momento de los juegos. Cuando el trámite era abultado, jugaban más cantidad.

Biguá

En el pato de Villa Biarritz el sub 23 con más participación fue Rodrigo Brause. Tuvo un muy buen Clasificatorio y ganó en confianza. El entrenador siempre confió en él y este pudo responderle con buenas actuaciones. En la Super Liga muchas veces integró el podio entre los sub 23, habla a las claras del buen desempeño. En varios partidos fue una de las principales armas en ofensiva de Biguá. Martín Rojas fue de menos a mayor. Comenzó con pocos minutos, pero ante Urunday, en la segunda ronda, jugó notable y a partir de ese juego tuvo más participación. Ganó mucho en confianza uno de los grandes proyectos del pato. Martín Couñago alternó minutos. En algunos juegos no ingresó y en otros sí. Generalmente jugaba alrededor de cinco minutos, en los juegos en que estaban liquidados de ante mano jugaba más.

Larre Borges

El equipo de La Unión fue la gran revelación del campeonato. Matías Nicoletti fue el sub 23 que más jugó en el equipo de Lovera. En algunos partidos entraba como titular y en otros desde el banco. Jugaba para el equipo, a veces tomaba responsabilidad en ataque, pero generalmente las ofensivas iban para Young. Defensivamente fue bueno y siempre ayudaba al equipo en la toma del rebote. Mateo Sarni siempre saltaba desde el banco con buenos minutos. Si bien no se destacó por anotar gran cantidad de puntos, aportaba otra intensidad al equipo. Fue el revolucionario en determinados juegos. Cuando le tocó conducir a su equipo lo hizo bien. Manuel Monteverde no jugó en todos los partidos de la Super Liga, pero cuando lo hacía era muy generoso con el equipo. Se tenía que fajar con los extranjeros grandes rivales y bancaba bien. Al rebote iba con mucha fuerza.

Defensor Sporting

En el equipo fusionado el sub 23 que jugó fue Marcelo Nessi y no lo hizo en todos los partidos. En los primeros juegos de Super Liga alternaba alrededor de cinco minutos por juego, ingresaba más que nada para hacer descansar a algún titular. Con la baja de Cabot y la ausencia de un extranjero perimetral pudo tener algún minuto más en cancha. Se dedicaba a conducir al equipo en forma segura y no tomaba mucha responsabilidad en ataque. El resto de los sub 23 casi no jugaron, sólo en partidos de trámite desparejo.

Trouville

El rojo de Pocitos fue el peor equipo de esta Super Liga. Sin embargo, tuvo como punt positivo el buen nivel de Hernando Caceres. Trouville cambió constantemente de extranjero y muchos partidos jugó sin el foráneo grande. Eso lo aprovechó Caceres que en muchos partidos fue el arma ofensiva del equipo. Ante la ausencia de los foráneos el tomaba la responsabilidad en ataque y lo hacía muy bien. Además siempre cargó el rebote y en algunos juegos terminó con doble-doble. En varias fechas terminó como uno de los sub 23 destacados. Juan Galleto fue otro que tuvo muchos minutos. El bajo nivel de todo el equipo hacía que el entrenador eche mano a los suplentes y Galleto siempre ingresaba muy activo. Se encargó más que nada en conducir al equipo y repartir el juego, pero hubo partidos en los que se destacó en el goleo. Santiago Massa y Manuel Mayora también tuvieron sus minutos en un mal momento del equipo.

Creo que el sub 23 que se destacó más fue Luciano Parodi. A él lo siguen Brause, Caceres y Zubiaurre de muy buena Super Liga.