Stockolmo sufrió más de lo imaginado en el final del juego, pero se quedó con el triunfo ante Verdirrojo en cifras de 95-88.

Los primeros cinco minutos del encuentro lo mostraron mejor a Stockolmo, que aprovechaba para correr la cancha para lastimar a su rival, y así, a pesar de errar algunos tiros que parecían fáciles, se colocaba 12-4 adelante en el score. Las chances de aumentar la brecha desaprovechadas por el equipo del Prado, las aprovechó el verdi para descontar, y con una buena conducción de Nessi terminar el primer chico tres abajo, 18-15.

Un 8-0 con un triple de Nicolás Pereyra más dos brillantes asistencias, le daba ventaja de 11 con menos de dos minutos de jugado del segundo parcial. La diferencia de intensidad que manejaban ambos equipos era notoriamente diferente, y con aportes de Medina y Newsome que crecían en el juego, la S abría 19 de renta. La diferencia siguió aumentando a pesar de la rotación que hacía el “bicho” Luis Silveira, terminando el primer tiempo 44-21.

Se veía más de lo mismo en el comienzo del complemento. La distancia se mantenía, Stockolmo manejaba los tiempos del partido. Los del Cerro intentaban una remontada, pero algunas desatenciones defensivas les costaban muy caro. Mauricio Arregui creció en el juego y dominó la zona pintada en ambos costados de la cancha, manteniendo la brecha a favor de su equipo. El tercero se iría con Stockolmo arriba por 65-63.

La mano iba a cambiar en los últimos diez minutos. Verdirrojo tiró toda la carne en el asador. Marcelo Nessi fue creciendo en la base, anotando y generando para sus compañeros y Maximiliano Cervi y Belase iban acompañar de buena manera. El verdi llegaría a ponerse a tan sólo siete puntos a falta de u minuto. Pero de todas maneras, Stockolmo aguantó la embestida del rival y se quedó con el triunfo por 95-88.

En el ganador se destacaron los 19 puntos y 12 rebotes de Octavio Medina y Reque Newsome con 18 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias. Por el lado de Verdirrojo, Nicolás Delgado y Marcelo Nessi terminaron con 17 tantos cada uno.

Deja tu comentario...