Hebraica y Macabi derrotó a Aguada 93-85 en su escenario y se mantiene cerca de los puestos de clasificación a semifinales.

Partido con final cerrado fue el que disputaron macabeos y aguateros en el Sur de Montevideo. El primer cuarto tuvo superioridad locataria, con un Gastón Devía imparable, siendo el definidor de casi todos los ataques locales. Los visitantes tuvieron quizás un juego más repartido, pero Agustín Rámirez era el que más quería, aportando no solo triples, también con rompimientos al aro (29-25). Los segundos 10 minutos fueron para los locales, que repartieron bien la bola, encontraron gol por otras vías y se iban al descanso largo ganando por 17 puntos, 53 a 36.

En el tercer cuarto, los aguateros tuvieron más activos y volvía a aparecer Agustín Rámirez generando 11 puntos de los 21 que convirtió Aguada en ese periodo. La visita descontaba, pero la diferencia seguía siendo alta a favor de Macabi, que ganaba 69-57.

Los rojiverdes se vinieron en el último cuarto, dándole dramatismo al partido. Volvía a tomar las riendas de los ataques el base Rámirez, mostrando toda la calidad de jugador que es. Con más de 4 por jugar, Aguada solo perdía por 6 y Macabi estaba en problemas. Más aún cuando cayó un triple de Lucas Silva y el aguatero se colocaba a una unidad. A partir de ahí, Macabi se decidió a atacar el aro con Domínguez, siendo el #10 el encargado de abrir cortas diferencias con libres. Aguada intentaba mantenerse en juego para el minuto final, pero la figura de Pierino Rusch apareció justo a tiempo con 8 puntos casi de forma consecutiva para darle la victoria a Macabi en cifras de 93 a 85.

El conjunto macabeo tuvo a Gastón Devía como el goleador y figura del primer tiempo, totalizando 20 puntos. Lo secundo Pierino Rusch, jugador que tuvo un excelente cierre de partido, convirtiendo 8 de los 14 puntos que hizo. Agustín Rámirez, chico de Aguada, terminó con 40 unidades, partido casi perfecto para el pibe.

 

Deja tu comentario...