“Tenés que ser muy bueno y manejar muy bien los ingresos”

“Tenés que ser muy bueno y  manejar muy bien los ingresos”
Foto: Mateo Sarni con la camiseta en la cual salio campeon de DTA y luego de LUA,Larrañaga. / Marcos Ferreira.

         A unas cuadras del club Larrañaga, en el barrio de La Blanqueada con un calor intenso nos recibía en su casa Mateo Sarni, base que actualmente defiende los colores del club Larre Borges con el que andan en un gran presente. Con mucha serenidad se animo a responder todas las preguntas. El chico que apenas tiene 18 años y ya habla como todo señor , pero que no se olvida de sus amigos de toda la vida y que al terminar la entrevista iría a ver entrenar al club Larrañaga.

¿Desde qué edad jugas al basquetbol?

-Arranque a los 9 años, en la escuelita de verano de Larrañaga, yo hacía bastante deporta ya, todavía no había entrada al club y mi padre me dijo si quería arrancar porque en el verano no tenía nada que hacer y en febrero arranque.

¿Larrañaga, el cuadro de tus amores?

-Si, después de ahí se transformo, ya a los 10 años arranque a ir a ver al primero todos los partidos, el “pelado” Vasquez jugaba en ese equipo, después de ahí no falte nunca más.

¿Cuáles son tus características del juego?

3-Trato de organizar el equipo, de ser seguro con la pelota, el penetrar y asistir es uno de mis fuertes desde que soy chico y ahora fui evolucionando la defensa, en la liga por ejemplo entrar a defender y tratar de desgastar a las estrellas de los otros equipos.

¿Haces algún tipo de entrenamiento aparte para mejorar tus debilidades?

-Sí, yo se que uno de mis puntos débiles sin duda es el tiro, que lo estoy entrenando, Zaballa que es un gran tirador de otras épocas también me está ayudando, dando una mano en eso y por suerte el otro día pude embocar un triple contra Bigua y tratar de seguir así.

A nivel nacional. ¿Tenes algún referente a seguir?

-Siempre fue Emiliano Suarez, gran amigo ahora, jugué en Larrañaga varios años con él, la verdad eso fue una alegría muy grande, después el “panchi y el “enano” Martinez que contra el “panchi” todavía no pude jugar nunca, porque las dos veces jugué contra el no me pusieron, pero contra el “enano” si y la verdad que es increíble poder estar en la cancha con él.

¿A nivel internacional?

-Me gusta mucho Kyre Irving, es el jugador que me llama la atención y que trato de imitar las cosas cuando estoy en los tiempos libres y después Campazo y Ginobili.

Jugaste al fútbol en Nacional también. ¿Hasta qué edad?

-Yo jugué hasta los 15, en un momento deje el basquetbol dos años y me dedique al fútbol y a los 15 volví.

Tuviste la oportunidad de viajar un campeonato a Sudáfrica. ¿Cómo fue esa experiencia?

-Así es, tuve la oportunidad de representar a una Sub-12 de Uruguay. Estuvo demás, meter un viaje de esos, que es primer nivel, porque la empresa te brinda todo es como la selección mayor  o la selección juvenil algo así, y a viajar con amigos, conocer lugares nuevos y aparte estar todo el día jugando al fútbol uno que es chico  y que lo disfruta mucho mas tal vez porque no hay presiones, fue una de esas experiencias  que me queda para toda la vida.

¿Por qué te dedicaste por el camino del basquetbol?

-Yo jugué en Nacional en la séptima y de ahí me fui a Wanderers para buscar más protagonismo, hice la pretemporada y cuando estaba por arrancar el campeonato dieron un día libre, y justo arranco la pretemporada de formativas en Larrañaga y después de la primer practica hubo una comida y después hicimos una pijamada, éramos chicos esa época  y después de eso no volví a Wanderers.

Se habla que el mundo del fútbol es muy diferente al del basquetbol. ¿Cuáles son esas diferencias?

-Yo creo que en el fútbol, ya a una temprana edad, los jugadores, no todos pero ya lo ven como una forma de subsistir, no solo por ellos sino por lo que les brinda a la familia, los ven como que el fútbol los puede salvar o algo así, en el basquetbol no pasa tanto eso, en realidad la mayoría de los jugadores por lo menos que se, arrancan jugando y como terminan siendo buenos  ven como una posibilidad vivir de eso un tiempo por lo menos. El fútbol se mueve mucha más plata, y es gente de diferentes lugares, es mucho más competitivo, ya es más profesional desde más chico.

¿Crees que se puede vivir del básquet?

-No…  es muy difícil, tenes que ser muy bueno y manejar muy bien los ingresos, pero si hay jugadores que viven de esto por lo menos el tiempo en el que están jugando.

Formaste parte de una selección uruguaya juvenil. ¿Qué plus te dio?

-Cuando yo llegue ya habían armado un grupo y al final se cancelo el Sudamericano  y se armo otro y ahí me citaron. Fue poder verme en el nivel de los demás, mejorar mucho, hice grandes amistades con esos jugadores y el viaje fue un cambio el ver jugadores de Argentina, por ejemplo algunos que están jugando en Bahía ahora, que eran el base titular y el dos titular, median menos que yo y la hundía para todos lados, y al ver eso te das cuenta que aunque haya talento lo lejos que se está de la profesionalidad que los locos tenían, ya eran jugadores de verdad.

En esa selección jugaste junto a Ducasse y Da Costa, ellos ahora en el básquet de Estados Unidos. ¿Te gustaría emigrar para formarte como jugador?

-Sin dudas que es una gran experiencia, muchos jugadores que ahora son de los mejores del país lo han hecho, ellos dos también, cuentan que se pasa muy bien y que hay mucho nivel allí. Pero igual al irse de acá se me hace difícil, yo estoy muy arraigado a mis abuelos y no sería tan fácil.

¿Crees que en nuestro basquetbol los clubes realmente les dan oportunidades a los jugadores más jóvenes?

-Depende del club, en Larrañaga, desde los 16 años estoy en el primero, Gonzalo Fernandez me puso y ahí tuve la oportunidad de mostrarme. No creo que sea una escusa que los cuadros no te pongan a cierta edad, sin dudas que los mejores jugadores de formativas siempre agarran cuadros de metro, y ahí depende de vos. Aunque hay equipos que si traen jugadores extra, en vez de aprovechar lo que tienen en formativas, y eso es un limitante pero que a la larga creo que termina saliendo como sería el caso de “pitu” Santiso en Malvin que tuvo al “bola” Silvarrey por encima de el, pero con entrenamiento y buenos metros termino de explotar.

Hablemos de tu presente … que es ahora en Larre Borges ¿Cómo catalogas la actuación de Larre Borges en lo que va de la liga?

-Increíble, después del primer partido que perdimos con Urunday que fue espantoso y ahora llegar a estar entre los ocho mejores, es algo soñado. Se armo un equipo que se complementa muy bien, tanto los dos extranjeros. Uno con mucho gol y el otro con mucha defensa, como todas las otras fichas nacionales que desgastan mucho, nadie se queja… nadie nada, y siempre están todos para defender … y bueno … delante tenemos a “tony” que es un animal que hace 30 puntos por partido. A partir de la defensa y de cada uno cumplir su rol, mas el cuerpo técnico que está preparando muy bien los partidos, creo que eso nos permite estar, con un plantel mucho más reducido que otros cuadros que tienen diez jugadores de nivel con varias ligas encima, poder estar arriba.

Saliste campeón con el cuadro de tus amores la pasada liga de ascenso. ¿Cómo lo viviste?

Increíble, ahora pensar en eso es terrible, mañana tenemos una comida en Larrañaga, vamos a mirar una película de todo lo que paso. Ya me había pasado en la DTA capaz que al vivirlo en los dos últimos años, uno no lo valora del todo, pero es una locura la felicidad que sentimos después de que paso todo. Ver a todos tus amigos y sentir que estuvieron a ese nivel, que supieron ganarle a jugadores tremendos, lo siento más por la amistad que había en ese plantel. Se disfruto desde el que no jugaba y solo iba a entrenar, hasta el que jugaba los 40.

¿El futuro de Mateo Sarni que trae?

-Mi idea es volver a jugar el metro, de afianzarme ahí, seguir entrenando el tiro y de crecer lo mucho que me falta por mejorar y ver hasta que se puede llegar.

¿Tenes alguna oferta de algún equipo de LUA?

– No todavía no, aun estoy a la espera.