Top 10: Los proyectos a seguir

Top 10: Los proyectos a seguir

Les presentamos un Top 10 de los jugadores con más proyecciones del básquet uruguayo.

 

El básquet uruguayo está frente a una de las mejores camadas que apareció en los últimos 15 años. Habrá que ver como se desarrollan, que pasos irán dando cada uno de ellos, pero en principio entre las generaciones nacidas en el 1997 y 2003, hay mucho talento. Y por suerte, los jugadores con más proyección se encuentran evolucionando en el exterior. Algo muy positivo, que hace unos años no pasaba. Y finalmente, una cantidad de jugadores que quizás tenían una proyección mayor a la de terminar jugando en nuestra modesta Liga Uruguaya de Basketball, eran devorados por esta cruda realidad que atraviesa nuestro básquet local.

¿Cuales son los criterios a la hora de ordenar y rankear a los jugadores en este top 10? Varios son los aspectos que influyeron a la hora de generar este listado. La edad del jugador, donde se encuentran jugando actualmente y a que nivel, su proyección internacional, y la parte física del jugador, algo cada día más importante en este básquet moderno, que tanto ha cambiado en el último tiempo.

Proyección internacional. De esto se trata esta lista. Muchos chicos pueden destacar y lograr mantenerse por muchos años jugando en la Liga Uruguaya, pero, ¿cuántos pueden jugar en ligas más poderosas a lo largo y ancho del mundo, o ser internacional con la selección adulta?. Este ranking apunta a eso, encontrar a los jugadores uruguayos con la mayor proyección posible. Luego, el tiempo dirá lo que pase con cada jugador.

 

1- Agustín Ubal

EQUIPO: BARCELONA (ESPAÑA)

POSICIÓN: BASE

GENERACIÓN: 2003

ESTATURA: 1.97

Dar el salto a Europa desde nuestro básquet no es fácil, hacerlo directamente al Barcelona de España, uno de los clubes más importantes es aún más complejo. Bueno, eso lo logró Agustín. Un jugador con un talento innato indiscutible e indescifrable. Una mentalidad por encima de la media. Y condiciones físicas privilegiadas. Si a todas estas características le sumamos que se está desarrollando en el Barca, tenemos frente a nuestras narices, a mi entender, al jugador con más potencial en nuestro país.

Inició la practica del básquetbol en Náutico y siguió formándose en Malvín. A mirad del año pasado pasó a Barcelona. Cada paso que da, lo da con firmeza. Cada presencia con la celeste demuestra porque es uno de los tres mejores jugadores de la generación 2003 latinoamericana junto al mexicano Gael Bonilla y el dominicano Jean Montero. Goleador, con mucho talento, mejorando en defensa y siendo cada vez más armador. En el conjunto catalán ha tenido un gran progreso desde su llegada. Ha ganado en masa muscular, salta más y cada día tiene mejores porcentajes en lanzamientos exteriores.

 

2- Santiago Vescovi 

EQUIPO: TENNESSEE (NCAA – ESTADOS UNIDOS)

POSICIÓN: BASE

GENERACIÓN: 2001

ESTATURA: 1.90

En la segunda colocación aparece Santiago Vescovi. Probablemente el nombre con más resonancia de esta lista. Conocido por sus últimas participaciones con la selección mayor, donde demostró todo su talento y potencial. Otro de los fuera de serie, de los que aparecen cada muchísimos años.

Su crecimiento en los últimos años fue impresionante. Pasó de Bohemios, en donde no llegó a debutar en primera, a la Academia Latam de la NBA situada en Ciudad de México. Eso luego de brillar en los campus organizados por la liga estadounidense. Luego llegó el salto a la Academia Global ubicada en Australia. Pero poco duró allí. Es que se comprometió con la Universidad de Tennessee de la NCAA, y a principios de este 2020 comenzó a jugar con los Volunteers, donde titularizó en todos los encuentros hasta el día de hoy, demostrando que está a la altura y que será una pieza clave del equipo. Actualmente promedia 10.3 puntos, 3.7 rebotes y 3.6 asistencias en nueve encuentros.

El “1” – “2” con Agustín Ubal estará ocupado por ellos durante muchos años. Por talento, mentalidad y otros mil argumentos más, estoy en condiciones de decir que nos van a llevar a conseguir grandes cosas.

3- Joaquín Rodríguez

EQUIPO: NBA ACADEMY LATAM

POSICIÓN: ESCOLTA/ALERO

GENERACIÓN: 2003

ESTATURA: 2.00

 

El puesto número tres es para Joquín Rodrígurez, alero con una proyección interseantísima y con un gran crecimiento en el último año, que le permitió pasar a la Academia Latam de la NBA, ubicada en Ciudad de México, donde anteriormente formó parte Santiago Vescovi.

Joaquín es un perimetral alto y de brazos largos, con mucho talento y con gran capacidad para generar con la pelota en sus manos. Un anotador nato. Su evolución en el último tiempo ha sido clara. Hace unos años jugaba más que nada como un “4” abierto, y hoy en día se encuentra ubicado ya como un alero o incluso en la posición de ayuda base, en donde seguramente transite su carrera como jugador profesional. Su mejoría técnica, en su toma de decisiones y en el apartado físico, donde se lo nota muchísimo más atlético, le permiten trasladarse sin mayores inconvenientes a jugar como un escolta.

El pedrense, formado en Malvín, estará sumándose este febrero a la Academia NBA en donde tendrá un nivel de exigencia mucho mayor diariamente.

 

4- Mateo Bianchi

EQUIPO: VERITAS (HIGH SCHOOL – ESTADOS UNIDOS)

POSICIÓN: ALERO/ALA PIVOT

GENERACIÓN: 2002

ESTATURA: 2.05

Mateo Bianchi es uno de los lideres de la generación 2002, que consiguió el pasaje al Premundial U18 en el último Sudamericano U17, algo que hace muchos años no se conseguía. El espigado jugador formado por el Defensor Sporting Club tiene un físico que pocas veces aparece en nuestro básquet. Con 2.05 de estatura y aún en edad de crecimiento, el ala pivot o alero destaca por su coordinación para la altura que tiene, lo que le permite jugar generalmente abierto.

A principios de este año Mateo dio el salto al baloncesto estadounidense, en donde seguirá con su desarrollo. Allí se encuentra formando parte de Veritas Academy, un prestigioso High School que cuenta con muchos jugadores latinoamericanos. Permanecerá hasta mitad de 2021, buscando seguir creciendo para luego lograr dar el paso al baloncesto universitario al termino de su estadía en Veritas.

Enorme proyecto del básquet uruguayo, que si su desarrollo físico, mental (agresividad en ambos costados de la cancha) y técnico, va por buen sendero, sin dudas dará que hablar y será una pieza fundamental en la selección mayor en unos años. Seguramente jugando como un “4” abierto, generalmente de frente al aro. Aunque será clave que le agarre un poco más de cariño a la zona pintada.

 

5- Juani Ducasse

EQUIPO: SANTA CLARA (NCAA – ESTADOS UNIDOS)

POSICIÓN: ALERO

GENERACIÓN: 1998

ESTATURA: 2.07

Para cerrar el top 5 de los proyectos más interesantes a seguir en nuestro país, aparece Juan Ignacio Ducasse. Alero generación 98 que destaca por su movilidad para su gran estatura, que le permite jugar abierto en el perímetro, lastimando con tiros exteriores y rompimientos. Desde hace algunos años se encuentra formándose en tierras norteamericanas. Llegó a mitad del año 2016 a Sunrise Christian Academy, luego paso por Lee Academy hasta que se comprometió con la Universidad de Santa Clara. En la universidad ubicada en California se encuentra desde la pasada temporada, la cual no pudo estar a disposición del equipo, tras sufrir una lesión. Por lo que en la actual temporada está disputando su año Freshman (primer año).

Ducasse, quien ya es un habitual en la selección nacional mayor, no está teniendo los minutos esperados en la temporada que corre. El oriundo de Trouville es considerado por su entrenador Herb Sendek como ala-pivot, posición que Juani no siente de la misma manera que la del alero, que le permite jugar más abierto.

Habrá que ver como continua su situación en los Broncos. El primer año a nivel universitario es, muchas veces complicado. Para los jugadores que no se formaron completamente en Estados Unidos la adaptación generalmente a la NCAA es más lenta.

 

6- Joaquín Rodríguez

EQUIPO: ESTUDIANTES DE CONCORDIA (ARGENTINA)

POSICIÓN: BASE/ESCOLTA

GENERACIÓN: 1999

ESTATURA: 1.98

Quizás, junto a Santiago Vescovi son los jugadores más reconocidos de esta lista. Joaquín Rodríguez. Talento y desparpajo. Esas serían las dos características principales del mercedario. Las mismas que lo llevaron a ser pieza fundamental en las finales que Aguada le ganó a Malvín en el 2019, que le permitieron destacar en la selección mayor en el último tiempo, y haber logrado el pase a Estudiantes de Concordia, en donde generalmente titulariza en la Liga Nacional de Básquetbol de Argentina y promedia 8.3 puntos, 2.7 rebotes y 3 asistencias en 23 minutos por noche, totalizando 22 encuentros con la casaca verde en la actual Liga.

Seguramente Joaquín sea un referente de nuestra selección en los próximos diez años. Y son cruciales para su desarrollo los minutos con los que actualmente cuenta al máximo nivel del baloncesto argentino. Sin dudas que su partida a la vecina orilla fue un paso muy importante, y en estos meses se ha notado su evolución. Un crecimiento notorio en el apartado físico, sumando masa muscular principalmente, mejoría en el lado defensivo y un mejor entendimiento táctico del deporte.

Joaquín está aún lejos de su techo, y sin dudas que si continua por la recta ascendente que marca su evolución en la vecina orilla, en un futuro lo podremos ver en el básquet europeo.

 

7- Emiliano Serres

EQUIPO: OBRAS BASKET (ARGENTINA)

POSICIÓN: ESCOLTA/ALERO

GENERACIÓN: 1997

ESTATURA: 2.07

Puesto número siete. Llegamos a Emiliano Serres. Escolta o alero con aptitudes pocas veces vistas en nuestro básquet. Tal es así, que no lo entendieron y se tuvo que marchar al baloncesto argentino, en donde ahora forma parte del primer equipo de Obras Basket, promediando 5.6 puntos y 3.3 rebotes en 21 minutos por encuentro.

Su pasaje al tachero bonaerense le propició una oportunidad inmejorable de continuar con su desarrollo y no estancarse. El crecimiento, del pibe que formaba parte de Malvín a este que juega en Argentina, es notorio. Más atlético, sumando masa muscular y formándose como un mejor defensor. Aún en el debe, soltarse más en ataque y lastimar a partir de su dribbling, algo que ha demostrado que está en condiciones de hacerlo.

Emiliano es una opción ideal para tomar la posición de alero en la selección mayor. El roce al máximo nivel de Argentina le brinda a Edgardo Kogan una alternativa más que interesante en una posición que parece no tener un nombre indiscutido. En la lista que entregó el “panza” para los encuentros por la primera ventana PreAmeriCup frente a Brasil, Emiliano fue incluido, y parece ser una fija entre los doce.

 

8- Tiago Leites

EQUIPO: OLIMPIA

POSICIÓN: BASE/ESCOLTA

GENERACIÓN: 2002

ESTATURA: 1.97

En el puesto número ocho aparece Tiago Leites, debilidad de quien escribe. Un placer es ver jugar a este chico de 17 años formado en Olimpia, donde destaca en Sub 23 y aparece en la plantilla de Liga Uruguaya, donde esperemos dentro de poco comience a tener minutos.

En el elenco de la Cúpula, donde han hecho un gran trabajo con él, se lo ha visto principalmente llevando la base, aunque en la selección, jugando el Sudamericano U17 dirigido por Marcelo Capalbo se lo pudo ver en las posiciones de escolta y alero, algo que para la estatura del jugador no es un inconveniente. Justamente en el pasado Sudamericano, en donde Uruguay se quedó con la clasificación al Premundial U18 de este año, se pudo ver destellos de su calidad. El espigado jugador destaca por la facilidad para generar juego a partir del dribbling y de su largo primer paso, generando ventajas con jugadores de menor talla. Además ha mejorado en el tiro exterior, tanto en la mecánica y velocidad del tiro, como en la eficacia. Quizás su punto más débil es el físico, algo para mejorar. Ganar en masa muscular y lograr mejores condiciones atléticas.

Habrá que ver que pasa en el futuro con este talentoso jugador. Sería ideal una salida al exterior para continuar avanzando con pasos aún mayores. Para quien escribe es el jugador con más proyección que actualmente juega en nuestro medio. Un lujo es verlo jugar, más cuando se siente protagonista. A seguirlo de cerca.

9- Pablo Gómez

EQUIPO: TROUVILLE

POSICIÓN: PIVOT

GENERACIÓN: 2003

ESTATURA: 2.03

Pablo, junto a Tiago Leites son los únicos chicos de este top 10 que se encuentran jugando en nuestro país. Además, el oriundo de Urupan que para esta nueva temporada dio el salto al rojo de Pocitos, es el único jugador de la lista que se proyecta como un pivot. No tiene una estatura que le permita sacar ventajas a nivel internacional, pero a diferencias de otros jugadores altos de nuestro medio, se destaca por su potencia y corpulencia cerca del aro. Lo que le ha permitido bancar internos de mayor envergadura y con gran contextura a nivel internacional cuando ha competido con la celeste (Sudamericano U15 y U17, y Premundial U16).

El generación 2003 juega hace pocos años al básquet, por lo que ofensivamente, en cuanto a destrezas con el balón y coordinación, aún está lejos de otros jugadores. Aunque en el último tiempo ha tenido un gran avance en estos aspectos, y se nota su búsqueda por evolucionar. En ese sentido, su pasaje a Trouville es clave. Buscar elevar el nivel de adversidad en el día a día es fundamental a su edad. Además, tendrá la oportunidad de entrenar con el primer equipo del rojo, y tener roce con los extranjeros.

El progreso de este joven es fundamental en esta eterna búsqueda por encontrar interiores que puedan defender la camiseta de la mayor de Uruguay.

 

10- Nahuel Lemos

EQUIPO: ESTUDIANTES DE CONCORDIA (ESTUDIANTES DE CONCORDIA)

POSICIÓN: ALA PIVOT

GENERACIÓN: 1999

ESTATURA: 2.07

Para cerrar el listado, en el puesto número diez aparece Nahuel Lemos. El ala pivot formado en Sayago y con pasaje por el equipo de Aguada, se encuentra actualmente jugando en Estudiantes de Concordia. En el elenco verde disputa la Liga de Desarrollo con gran destaque, promediando 15.6 puntos y 8.7 rebotes en 28 minutos por encuentro, siendo una de las grandes figuras del equipo. Además, Nahuel forma parte de la plantilla de la Liga Nacional, y a pesar de que no forma parte de la rotación habitual del equipo, se espera que próximamente lo haga.

En el último tiempo, el oriundo de Sayago ha tenido una notoria evolución, tanto en su juego como en el apartado físico, donde ha sumado más masa muscular, algo clave para lograr pasar al siguiente nivel que es jugar en primera división. Su juego ha visto un cambio significativo en el último tiempo. Nahuel dejó de ser el “4” que lastimaba generalmente con tiros exteriores, transformándose en un jugador con más peso en la pintura. Ahora la mayoría de sus tiros los toma en las cercanías del aro, logrando además mayor eficacia y sumando recursos muy interesantes en el juego uno por uno de espaldas al aro. También, otro aspecto a destacar es la clara mejoría en su toma de decisiones, algo que tenía en el debe.

Su crecimiento en el último tiempo ilusiona. Su paso al baloncesto argentino le vino al pelo.