Foto: Paulo Petkoff. dobleyfalta.com

Aguada le estaba ganando a Atenas 93-82 cuando faltaban 2:14 para el final, pero el partido se suspendió tras una brutal caída de Alex López. El escolta fue llevado de inmediato al sanatorio. 

Partido trunco faltando 2:14 para el final,  y con mucha preocupación. Alex López, escolta de Atenas, impactó su cara de lleno contra el flotante cuando iba en busca de un rebote defensivo. Enseguida tanto sus compañeros como los rivales llamaron a los médicos. López tuvo pérdida de conocimiento, pero logró despertarse antes de la llegada de los médicos. Estos llegaron y de  inmediato lo llevaron al sanatorio. Alex se fue aplaudido por todos, en un estadio donde solo había público de Aguada, y las caras de sus compañeros lo decían todo, algunos incluso llorando. 

Alex llegó al sanatorio consciente y eso muy importante. La última información que recibimos fue que le estaban realizando una tomografía.

Todo dobleyfalta.com le manda un abrazo apretado y mucha fuerza a Álex López.

¡Vamo’ Arriba! 

AGUADA 93-82 ATENAS

Aguada saltó con Bavosi, Pereiras, Álvarez, Izaguirre y Feeley. Por su parte, Atenas entró con Belardo, López, G. Álvarez, Henry y Hernández. 

Fue un primer cuarto igualado, donde Aguada por momentos leyó bien el juego asistiendo a Andrew Feeley y aprovechando el uno por uno de Demian Álvarez ante Gonzalo Álvarez. La visita por momentos utilizó su mejor recurso, colocando intensidad en la ofensiva, y por momentos corriendo la cancha. El aguatero con triple de Izaguirre cerraba 27-24 un entretenido primer cuarto.

Los segundos 10 minutos fueron de trámite similar, con Aguada siempre arriba en el marcador, donde el ingreso de Glenn daba sus frutos. El rojiverde tomaba la primera ventaja del juego y jugando ordenado era el equipo que pretende ser. Sin embargo, la reacción visitante siempre estuvo y con Gonzalo Álvarez, sumado a lo que hacían tanto Henry como Hernández, volvía a emparejar el juego. Los dirigidos por Cabrera se iban al descanso largo ganando 51 a 49.

El tercer cuarto fue cambiante, con un Atenas mejor en el inicio, apostando fuerte al juego de su interno Hernández. Las Alas Negras sacaban 4 y parecían estar en su mejor momento. Pero la bestia apareció y fue acompañada por un confiado Izaguirre. Triples por doquier del rojiverde que no sólo pasaba, sino que tomaba 6 de ventaja. Aguada era más y al último se iba ganando 77 a 73.

El cuarto final fue totalmente aguatero, que jugó con orden y aparte tuvo como aliada a la desesperación de Atenas, más precisamente de un pésimo Belardo. Con un Davis con confianza, sumado a una gran cantidad de rebotes ofensivos, Aguada le bajó el telón al juego. Restando 2:14 para el final, ganaba el local 93-82 y luego pasó lo que todos sabemos. Durísima caída de Alex López cuando fue en busca de un rebote defensivo, perdió el conocimiento y después de un párate largo, ambos entrenadores entendieron en suspender el juego. 

Dwayne Davis fue clave, 24 puntos en un Aguada que lo necesitaba. Lo secundó Ricardo Glenn con 16 y dominando por momentos la pintura. Ambos ingresaron desde la banca, ratificando el plantel inmenso que tiene el conjunto aguatero. 

Por el lado palermitano, Gonzalo Álvarez jugó un enorme partido con 26 puntos. Luis Hernández, que al parecer también puede partir, terminó con 23 unidades. 

Deja tu comentario...