Un paso menos

Un paso menos

Urunday Universitario derrotó a Bigua de visita en cifras de 84-79. El estudioso quedó a un paso de meterse en Cuartos de final.

En Biguá comenzaron Zanotta, Osimani, Álvarez, Ayarza y Lloreda. En Urunday Universitario iniciaron Zubiaurre, Álvarez, Johnson, Lee y Feeley.

El juego comenzó muy parejo, los dos tuvieron ofensivas claras y no se sacaron diferencias en el arranque. Con los minutos la visita se agrandó y tuvo a la figura de Lee, sacó parcial de 13-6 y obligó al minuto de Rovira. Nuca se acomodó Biguá, por momentos se le hizo todo cuesta arriba y la pasó mal. El que estuvo muy picante fue Mauro Zubiaurre, cuatro bombas consecutivas, la última cuando se acababa el tiempo y su equipo sacó la máxima ventaja. El primer cuarto lo ganó Urunday Universitario por 26-13.

Todo siguió de la misma manera en el segundo cuarto, el equipo de Da Prá controló siempre el juego y mantuvo diferencias. Entre Zubiaurre y Lee fueron armas letales que siguieron muy efectivas. También ingresó de buena manera Delgado, un triple y gol en la pintura. Biguá tuvo buenos ingreso de Rojas y Perdomo, pero estuvo lejos desde lo colectivo y le costó en la generación de juego. Urunday manejó hasta 15 de renta y siempre se sintió cómodo con el trámite de juego, por eso se fue al descanso largo ganando Urunday por 45-34

El tercero continuó con las mismas características, Urunday manejó el ritmo de juego, crecieron en ataque Álvarez y Feeley, mantuvo la diferencia y no sufrió en ningún momento. No bajó nunca el pie del acelerador, no permitió la reacción de su rival y por eso estuvo siempre a tono. Tuvo otro gran pasaje de Lee y sacó la máxima de 20. Biguá mostró su peor cara, sin ideas y con muchos problemas en ataque. Tampoco estuvo firme defensivamente y todo lo tenía cuesta arriba. Hubo algunos brillos de Perdomo y Osimani, pero muy lejos de juego colectivo. Se fueron al último ganando siempre Urunday por 65-47.

Biguá volvió en llamas, intensidad pura y llegó la remontada. Con bombas de Osimani y Perdomo, parcial de 10-0 y descontó el juego 55-67. En un trámite crucial de juego apareció el primo Álvarez, cinco puntos personales y su equipo recuperó la ventaja y obligó al minuto de Rovira. El que se encendió fue el otro Álvarez, Demian. Encontró su mejor momento en el ataque y dejó a su equipo siete puntos abajo con mucho juego por delante. A pesar de todo, la visita jugó inteligente en el cierre y liquidó el partido desde la línea de libres. Un triunfo que lo deja a un paso de cuartos de final. Mientras que Biguá queda sin chance de clasificar.

El goleador del juego fue Mauro Zubiaurre con 25 puntos (5/8 triples) y 3 asistencias, seguido de Lee con 12 unidades y 13 rebotes. En biguá se destacó Osimani con 16 puntos, seguido de Álvarez con 13.