Un “Pato” recuperado pone a Trouville más colorado

Un “Pato” recuperado pone a Trouville más colorado

En Villa Biarritz se jugaba la 11a. fecha de la Súper Liga entre el local Biguá que venía de una dura derrota ante Urunday, mientras Trouville que venía golpeado tras caer frente a Aguada. La victoria fue contundente a favor de Biguá, teniendo a cinco jugadores en doble dígito, con Glenn como figura aportando 17 puntos y 14 rebotes.

Abriendo el primer cuarto pasando dos minutos del mismo, el local Biguá pegaba primero en el partido y ganaba con un parcial de 9-0 frente a un Trouville que entró dormido. Siete de los nueve puntos del “pato” fueron convertidos por Joaquín Osimani en un arranque demoledor. Tras el buen arranque del locatario y pisando la mitad de este primer período, primero fue un 4-0 para Trouville y su reacción, luego nuevamente Biguá con Osimani encendido y buen aporte de Chaney y Borsellino, ponía un 6-0 y obligaba a pedir minuto a Tito que veía como su equipo perdía 15-4 en un comienzo de partido poco alentador para sus dirigidos. Saliendo del minuto y llegando a ocho minutos de este primer chico Biguá era más, con un Osimani haciendo jugar al equipo sumando 11 puntos con gran participación hasta el momento, ganaba el local 21-9 y Trouville no hacía pie en el partido. Con un cuarto que se iba a ir favorable a Trouville gracias a cinco puntos al hilo de Cáceres que achicaban la ventaja del local, igualmente Biguá cerró por delante en el score el primer cuarto ganando 23-14 con gran actuación de Osimani.

El segundo cuarto del partido comenzó de forma mas entreverada, el partido tras el primer cuarto prometía un juego fluído y de mayor dinámica, aunque el arranque de este cuarto fue todo lo contrario y pasando dos minutos Trouville con un 3-0 achicaba aún más la ventaja. Seguía Biguá arriba pero 23-17. Transcurridos cuatro minutos de este segundo período Trouville aumentaba el parcial 7-2, tras buenos minutos de Caceres y Bascou y achicaba la diferencia poniéndose en partido. Biguá ganaba 25-21 y su técnico Kogan pedía minuto al ver a su equipo dormido tras el buen arranque en el primer chico. Luego del minuto fue feroz la reacción del local, en dos minutos puso un 9-0, tras dos triple de Chaney y uno de Cambón, aumentando la ventaja 34-21 sobre un Trouville que pedía minuto intentando frenar al “pato”. Cerca del final del primer tiempo, Biguá con libres de Borsellino a falta de dos minutos para el descanso largo, colocaba un parcial de 14-3 y dejaba a Trouville contra las cuerdas. Ganaba Biguá 41-26 realizando un gran partido. Con un cierre de cuarto parejo se iba el primer tiempo favorable al local, Biguá ganaba 44-30 frente a Trouville.

Comenzando la segunda mitad del partido Trouville iba a despertar en el arranque, habiendo pasado dos minutos del cuarto con un parcial de 6-2 a manos de Newsome y Caceres de buena tarea a lo largo del primer tiempo, iba a achicar la ventaja cosechada por el local, que igualmente seguía arriba pero 46-36. Llegando a la mitad del tercer período Biguá iba a retomar nuevamente la ventaja 52-39, tras buenos minutos de sus extranjeros y una reacción que impedía nuevamente el definitivo despertar del visitante que no podía ponerse en partido. Culminando la tercera parte del encuentro, el resultado marcaba la misma diferencia, Biguá creció e imponía su juego con un Borsellino encendido en al recta final del tercer período llegando a 16 puntos como goleador del juego, mientras en Trouville Caceres seguía siendo de lo mejor. El cuarto que terminó favorable 19-17 al local, hacía que el marcador se incline para el equipo local por 63 a 47.

El último cuarto arrancó de manera óptima para el local Biguá que pasando un minuto del mismo a manos de Rodrigo Brause iba a poner un 7-0 de parcial, con un triple y un triple más un libre adicional, llegando a la máxima del partido 70-47 frente a un Trouville que comenzaba a perder las esperanzas en el inicio del último período, tras el excelente pasaje de juego del sub-23 y su equipo. Tras esto y con tres minutos jugados de este cuarto, nuevamente era Brause quien llegaba a cuatro triples en el partido, tercero en el cuarto, con Glenn y un doble y falta, eran influyentes y Biguá ganaba 75-52. Trouville buscaba la reacción pidiendo minuto sabiendo que el partido se le ponía cuesta arriba dado el gran arranque del local. El partido tras este feroz comienzo de cuarto se liquidaba, Biguá con un Brause encendido ponía otro triple más, llegando a seis minutos corridos del último período y el local ganaba 85-59, generando la alegría de su gente que veía como su equipo encontraba la recuperación tras su última derrota. Un partido que culminó favorable a Biguá por 90-69 frente a Trouville que volvió a caer de forma abrupta en este caso, teniendo como punto alto la actuación de Caceres que aportó 24 puntos y 8 rebotes. Mientras en Biguá tanto Osimani(18), Chaney(13), Borsellino(16) y Brause(17) quien se destacó en el último período culminando con 5/7 en triples, además de la figura Glenn que aportó 17 puntos y 14 rebotes, siempre en un nivel alto.