Volvemos al pasado para recordar dos campeones de la la Liga Uruguaya de Basketball que se coronaron un 6 de mayo.

 

Por: Manuel Añón.

 

En la Liga 2012/13 hace exactamente 7 años, Aguada y Defensor iban a ser los finalistas para definir el campeón de la Liga Uruguaya. Una liga que manejaba muchos candidatos y entre ellos el aguatero debido a la vuelta de Leandro García Morales a nuestro básquetbol, un jugador que venía de años en el exterior y sumándose a grandes fichas nacionales como Federico Bavosi, Alejandro Muro, Pablo Morales y Diego González, y un par de extranjeros como Jeremis Smith y Greg Dilligard que hacían un trabajo a destajo en la pintura, ponían al aguatero como, quizás, el principal favorito a conquistar la máxima corona de nuestro básquet.

El camino rojiverde para llegar a la gloría luego de 36 años no fue para anda fácil, de igual modo. El equipo que había comenzado con Marcelo Capalbo como entrenador, no empezó de la mejor manera, por lo que el timón lo tuvo que tomar Javier Espíndola. El conjunto de la Avenida San Martín había quedado séptimo en la Súper Liga en aquel momento por lo que debería jugar ante Olimpia por el primer cruce de playoffs, ya que los últimos tres de la Súper Liga jugarían con los primeros tres de el reclasificatorio. En una serie muy pareja, los de la Avenida San Martín sacaron al elenco de la Cúpula vendiéndolo 3-2 en la serie.

Para los cuartos de final, Aguada se enfrentaría a Trouville, y sin ningún tipo de inconveniente lo iba a barrer en la serie por 3-0, logrando de esta manera el pasajer a las semifinales del torneo.

Llegaban las semifinales y el aguatero estaba muy bien anímicamente, se enfrentaría a Malvín donde no tuvo mucho problema y lo eliminando con un contundente 3-1.

La serie final fue muy dura para los dirigidos por Espindola. El campeón de la Liga Uruguaya de Basketball 2012/2013 se iba a decidir en un septimo encuentro entre aguateros y fusionados. El último encuentro de la serie final se lo iba a quedar Aguada, que tras llegar a estar 3-2 abajo en la serie, mostró su mejor cara en los momentos más dificiles y logró su octava estrella luego de 36 años de sequía.

Leandro Gracia Morales, quien llegó como ídolo y se transformó en D11os, fue nombrado como el jugador más valioso tanto de la Liga como de las finales, demostrando una vez más toda su valía en el básquetbol uruguayo.

El otro que tocó la gloria un seis de mayo pero un año más tarde, es decir la Liga 2013/14 fue el Club Malvín que tras vencer en la serie final a Defensor Sporting gritó campeón.

Para aquella LUB el playero iba a pegar fuerte en mercado de pases, y con la espina de haber quedado por el camino en las semifinales del anterior torneo, iba a hacerse de los servicios de Nicolas Mazzarino quien llegaba de jugar por muchos años en la primera división del baloncesto italiano, además el año anterior venía de sumar a Mathias Calfani proveniente de Biguá, y contaba con Fernando Martinez, Germán Silvarrey y Reque Newsome. Por si fuese poco, no tuvo que cambiar extranjeros excepto por lesión en la serie final, durante él año estuvieron los mismos, que fueron Richard Chaney y Djbril Kante. Los más jovenes también eran importantes en el ese equipo dirigido por Pablo López,porque además de contar con Mathías Calfani como ficha sub 23 también estaba Bruno Fitipaldo.

Malvín que había terminado primero en la Súper Liga debió esperar un poquito más para comenzar a jugar los Playoffs. En la etapa final del sorteo no tuvo tantos inconvenientes. En cuartos y semifinales, barría a Goes y Atenas respectivamente, con un 3-0 en cada serie. Y llegaba con el pecho inflado para disputar las finales del torneo, donde aparecía Defensor Sporting, quien tras perder las finales del año anterior con Aguada quería su revancha.

En las finales, el playero comenzó perdiendo el primer juego, pero en los próximos dos juegos ya estaría arriba en la serie. Luego de pasar en la serie las incertidumbres aparecían por la Avenida Legrand. Es que en el segundo punto, se dio la lesión en la muñeca del boricua Richard Chaney quien tuvo que ser reemplazado por el argentino Alexis Alsener, quien debutó en el cuarto juego. En el cuarto juego se vio un enorme debut de Alexis pero las malas noticias a pesar de estar a un paso del campeonato se seguían viendo en el equipo de López ya que Djbril Kante se lesionó y Malvín trajo a un forneano llamado Tyler Field para disputar lo que finalmente sería el último encuentro de aquella LUB. Porque a pesar de los traspié por lesiones, el azul de la playa ganaría el quinto juego y se llevaría el titulo para su barrio.

De este modo Malvín ganaba la Liga Uruguaya por tercera vez en su historia y se convertía en el equipo más ganador de este torneo en sus pocos años de existencia.

Leandro García Morales fue el jugador más valioso de la temporada nuevamente, mientras que un joven Bruno Fitipaldo fue el MVP de la finales.

Deja tu comentario...