Foto: Paulo Petkoff

Uruguay defendió de gran manera y se quedó con un punto importantísimo ante México por 63-60. La celeste tuvo en Luciano Parodi y Esteban Batista las figuras, la dupla Hatila-Wachsmann respondió de gran manera y Sebastián Vázquez aportó su intensidad en defensa principalmente pero también yendo por el rebote ofensivo.

El pelado hizo un buen trabajo, jugó 24 minutos, anotó dos libres y bajó cuatro rebotes a de más de un robo, pero en los intangibles aportó para destacarse. Fue una revulsión para que la remontada se diera, clave en las ayudas defensivas y bloqueando el rebote. Luego del partido pudimos hablar con el:

Un triunfo muy importante que costó mucho. Fue un partido muy trabajado que con un buen cierre, metiendo los libres y defendiendo, pudimos ganarlo y seguimos con chance.

No es la primera vez que la celeste remonta desde la defensa, bajó a México a 60 puntos sin dejarlos pasar los 20 en ningún cuarto, “La clave fue la defensa, no vi los porcentajes pero erramos mucho, tuvimos buenos tiros a pie firme que no entraron y nos tuvimos que apoyar en la defensa.

Con este triunfo y el de Argentina sobre Puerto Rico, nuestra selección quedó igualada en el tercer puesto con los centroamericanos. Haciendo que los duelos frente a ellos sean como finales por ese último lugar, ya que el mejor cuarto muy posiblemente sea del otro grupo, “Tenemos dos finales de local, contra Estados Unidos y Puerto Rico. Estaría bueno que se de ese triunfo (por el de Argentina vs Puerto Rico) pero nosotros tenemos que hacernos fuertes acá. Hoy la gente acompañó, se sintió y eso nos ayuda mucho. Muy contento y esperamos seguir así.

Deja tu comentario...