Nacional le ganaba a Biguá 28-22 al término del primer cuarto cuándo el juego fue suspendido por la humedad que había en el gimnasio de Unión Atlética.

Desde el calentamiento se veía que el piso flotante no estaba en las mejores condiciones pero la naranja igualmente fue al aire. El tricolor cargando con Hatila en la pintura y una buena racha de Morrison llegó a sacar hasta 10 de renta pero triples de Zanotta acercaron al pato cuando finalizó el primer chico a 28-22.

Luego del descanso corto, Andrés Bartel se reunió con los capitanes y decidieron dar por suspendido el juego para evitar lesiones en alguno de los protagonistas.

Deja tu comentario...