Vivir dando oportunidades

Vivir dando oportunidades
Santiago Canto posando feliz junto a sus chicos
  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Notas

Santiago Canto es el encargado de las formativas de básquetbol en Defensor Sporting Club.

Hace tres años lidera el proyecto “Básquet Para Todos” donde sábado a sábado busca junto con padres y colaboradores lograr la integración de personas con distintas patologías como Síndrome Down o Trastornos del Espectro Autista al deporte colectivo.

Por Romina Ottonello

“Yo en realidad siempre he tenido la inquietud de llevar el deporte a todos lados, digamos hacer justo el acercamiento de los niños al deporte” es de las primeras cosas que dice Santiago cuando le preguntamos cómo se ha involucrado en el programa “Básquet Para Todos”.

Teniendo como Sede el Defensor Sporting Club, Canto, espera de manera entusiasta sábado a sábado a las decenas de niños, jóvenes (y no tan jóvenes), padres y acompañantes que asisten a sus prácticas.

Nacido en la tibia primavera de 1974, Santiago Canto se ha dedicado a trabajar en merenderos y “escuelas complicadas” como las llama él; además de ejercer como entrenador de deportes colectivos o actividades recreativas.

Durante sus años de trayectoria ha ido entablando relación con cientos de profesionales del deporte que lo han formado en su camino, hoy en día es referente de varios adolescentes que aspiran poder colaborar de igual manera con los grupos menos tenidos en cuenta a la hora de planificar actividades deportivas.

Si bien se caracteriza por su timidez y disciplina a la hora de trabajar, Santiago es muy divertido y se destaca por tener ese quizás llamado don de “líder por naturaleza”.

Vemos en él, un hombre solidario que siempre está atento respecto a lo que le sucede a los demás y ¡ni que hablar si se trata de niños! que según podemos notar son su debilidad; es interesante resaltar como constantemente intenta potenciar las capacidades de los demás.

Quienes lo tratan desde hace años, destacan siempre sus valores y el constante intento que hace por transmitir conocimientos e intentar que las cosas transcurran de la mejor manera posible cuando planifica algo.

Otro aspecto que suma a sus características es el bajo perfil; le encanta ayudar pero nunca lo verán alardeando sobre sus colaboraciones con quienes lo necesitan.

Los más chiquitos por su parte lo adoran, encuentran en su persona ese referente o guía que los ayuda a hacer lo que otros niños hacen, a superarse constantemente y está ahí para contenerlos tanto en los momentos de festejo como cuando es necesario marcar límites.

Santiago tiene tres hijos de quienes “vive pendiente”; en paralelo a la crianza de sus pequeños y la actividad laboral diaria, se encarga de un proyecto solidario que presta a niños de escuelas rurales gran cantidad de libros infantiles para que compartan en sus ratos libres; estos textos son devueltos luego de finalizado un período de tiempo y así siguen su curso a nuevas golondrinas de túnica blanca y moña azul.

Los “gurises”, como él les dice, ven en Santiago sin dudas un referente y en esto está reafirmado eso de “líder nato” que tanto hemos hablado…

“¿Qué significa un equipo?“ pregunta Santi a los chicos de “Básquet Para Todos” y algunas de las respuestas inmediatas son “ayudarnos”, “respetarnos” y “ser amigos”; estos conceptos que sin dudas han aprendido dentro del Club de la calle Jaime Zudáñez demuestran que las cosas están funcionando de manera correcta, que la siembra está dando sus frutos.

“Todos somos uno” es el concepto que cierra el ciclo de actividades del año 2016 en el club violeta; es entonces cuando me pregunto ¿hace falta decir algo más?

Sin dudas quienes se toman el tiempo de acercarse a él van a recordarlo para siempre.