En cancha de Atenas, Biguá fue más de principio a fin y derrotó a Olimpia en cifras de 91-64.

El inicio del encuentro fue parejo y poco goleado. Ambos equipos ingresaban con las manos frías y los porcentajes no eran los mejores. Con el correr de los minutos el pato logró correr la cancha para abrir cinco de renta. Pero un buen final de cuarto olimpista, en donde aparecieron un par de triples, hacia que el primer chico termine 14 iguales.

El arranque del segundo cuarto fue todo del elenco de Villa Biarritz, que con buenos aportes de Santiago Corbo, Arregui y Ángel Arévalo abría la máxima de 11. Poco cambió en el resto del cuarto. Biguá siguió dominando, y absorbiendo cada error de su rival mantenía la diferencia y terminaba el primer tiempo 41-29 arriba.

Los dirigidos por Pablo Ibón parecían quebrar el encuentro en los primeros minutos del complemento. La labor ofensiva de Nicolás Andreoli era demasiado para la defensiva olimpista, que llegaría a perder por 16 puntos al promediar el parcial. Allí, cuando todo estaba peor, vino el cambio de imagen de Olimpia, que a partir de la defensa logró acercarse a los nueve puntos. Sin Andreoli, quien descansaba en el banco, el pato logró controlar la reacción del equipo de Colón. Al último cuarto, Biguá ingresaba arriba 62-52.

El pato colocaría un 9-0 en los primeros tres minutos del epílogo, y ahí sí, parecía liquidar el juego. Más allá del minutos que quedaban y la diferencia que en el marcador había, los de Villa Biarritz marcaban y la imponían el ritmo al juego. El final fue todo del pato, que aprovechó la poca actitud de su rival, para seguir abriendo diferencias y terminar ganando por 91-64.

En el equipo ganador se destacaron los 18 puntos de Nicolás Andreoli y Dennis Blazina. Mientras que por el equipo de Colón, Enzo Delagado finalizó con 19 puntos.

Deja tu comentario...