A punto de un récord

A punto de un récord

La NBA es considerada, para muchos, la mejor liga del mundo. Es muy pareja, donde dualquiera le puede ganar a cualquiera. Pero en la tarde de hoy vimos historia.

Dallas Mavericks le ganó 124-73 a Los Ángeles Clippers y sacó una de las mayores ventajas de la historia de la competición. Pero, ¿es esta la mayor diferencia? La respuesta es, no. En 1991, Cleveland Cavaliers derrotó 148-80 a Miami Heat, sacando 68 de ventaja, siendo la victoria por más diferencia de la historia. Eso sí, se quedaron a muy pocos puntos de la paliza de Denver Nuggets a New Orleans Hornets en 2009 por 63-121 (58 puntos de ventaja), siendo además, la mayor victoria para un equipo visitante.

En el día de hoy, Dallas ganó el primer cuarto por 36-13 y el segundo cuarto por 41-14, yéndose al descanso por 77-27. Esos 50 puntos de ventaja que tomaron los Mavericks al descanso es la mayor diferencia de la historia. Superó los 47 que consiguió Golden State Warriors en 1991 ante Sacramento Kings, cuando se fue al entretiempo con victoria por 88-41. Esos 77 puntos de Dallas son un número histórico. Superó a los 74 convertidos por Detroit Pistons y Denver Nuggets en 1983, que terminaron empatados al descanso. Se quedaron cerca de los 83 de Boston Celtics en las Finales de 1959 antes Minneapolis Lakers, también cerca de los 85 de los propios Dallas Mavericks en este 2020, en la “burbuja”, ante Houston Rockets, y un poco lejos de los 107 de Phoenix Suns en 1991 ante Denver Nuggets. Los Clippers estuvieron a muy poco de igualar el récord de menos puntos en la primera mitad. Dicho récord sigue perteneciendo a los Chicago Bulls de 1999, que acabaron la primera parte con sólo 23 puntos ante Miami Heat; perdiendo después por 82-49.

El mejor del partido fue Luka Doncic, que hizo 24 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias. Lo acompañaron muy bien Josh Richardson con 21 puntos y Tim Hardaway Jr. con 18.
En los Clippers, Paul George destacó con 15 puntos y Serge Ibaka llegó a los 13 puntos y 9 rebotes, pero gracias a una buena segunda mitad.

Los Ángeles Clippers no encontraron su juego en ningún momento y sintieron mucho la ausencia de Kawhi Leonard, quien quedó fuera tras un corte en su rostro provocado el partido pasado. Pudieron ganar el tercer cuarto por 27-30 y perdieron el último por solamente 4 puntos, dado a que los Mavericks sacaron el pie del acelerarador. Para empeorar, esta es la peor derrota de la historia de la franquicia.

Dallas Mavericks consiguió su primera victoria en la temporada (1-2) y Los Ángeles Clippers su primera derrota (2-1).