Héctor Da Pra: “La humildad es lo que nos puede llevar a conseguir el éxito”

Héctor Da Pra: “La humildad es lo que nos puede llevar a conseguir el éxito”

Urunday Universitario volvió a dar la nota, derrotó a Malvín 93 a 68 y dejó la serie 2-0. Luego del juego, el entrenador Héctor Da Pra y Gonzalo Álvarez una de las figuras del verde hablaron en conferencia de prensa. 

“Un poco de sorpresa. Nos habíamos preparado muy bien, se notó en el primer juego, tuvimos el control del juego. Quisimos incrementar un poco eso, mantener el control, aumentar la agresividad y principalmente lo que queríamos es jugar en más posesiones de lo que habíamos jugado el partido pasado. Aumentamos la agresividad, ahí está un poquito la clave, no tenemos estrellas, pero realmente el colectivo del equipo jugó muy bien”, comenzó diciendo Da Pra sobre el nuevo triunfo de su equipo, algo que resultaba impensado al enfrentarse el 1° con el 8°.

Gonzalo Álvarez estuvo intratable desde el comienzo del juego y se mostró muy contento con la victoria: “Una energía muy positiva entre todos, un equipo muy unido. Los porcentajes van de la mano de la buena defensa que hacemos. El básquetbol se construye de atrás para adelante. Estamos siguiendo las reglas que nos dio el coach al pie de la letra y vemos que está funcionando. Nos está dando el fruto”. 

Consultado al respecto de cómo encarar el próximo juego, luego de alcanzar un elevado rendimiento en los primeros dos partidos de la serie, Da Pra señaló: “El equipo está con mucha confianza, no se mañana, hoy el equipo está muy bien. Trabajar sobre eso, saber que el  próximo partido tiene que ser igual, no vamos a tener una ventaja como esta”, además, el entrenador comentó: “Estamos jugando contra un gran equipo, por encima de las bajas. Pero nosotros también tuvimos bajas, perdimos a nuestro base titular y el equipo sacó la cara, defendió muy bien y puso a Malvín en 68 puntos”. 

A la hora de hablar de los puntos claves para llevarse el triunfo, sostuvo que: “fue fundamental atacar los puntos débiles de Malvín”. También recalcó: “Habíamos recibido muchos puntos de Cabot el partido pasado y trabajamos durante todos estos días para tratar de que Cabot no tuviera la incidencia”.

“Después sacar a Hicks del juego, creo que Gonzalo (Álvarez) hizo un trabajo excelente, porque le jugó agresivo, le jugó físico, sabemos que tiene calidad, pero los veteranos también sufren esa agresividad” y “evitar que Paul nos dañara”. “Fuimos trabajando en ciertos puntos de apoyo, defender los bloqueos directos, bloqueos laterales”, agregó Da Pra. 

Urunday recibió 19 rebotes ofensivos en el primer juego y mejoró de forma considerable en el segundo, recibiendo tan solo cinco, en referencia al crecimiento en defensa, el entrenador dijo: “Hablamos con Corbin Jackson que me parece hizo un trabajo mucho mejor que el partido anterior. Él se destinó a decir Wachsmann no va a trascender en el rebote ofensivo”.  

“Personalmente partir desde la humildad. Estar jugando La Liga, jugar en este estadio, dedicarme a esto, jugar contra jugadores de esa calidad es es un sueño que nunca pensé iba a llegar” afirmó Álvarez, a su vez recordó: “Pienso diez años atrás, cuando jugaba en mi club de barrio y hoy estar acá. Son cosas que motivan a dar todo y tratar de estar a la par del jugador que tenes en frente. Un jugador como Hicks, es pura motivación, nada más que eso. Tratar de emparejarte con los mejores jugadores y demostrar que estás a la par”. 

Interrogado sobre el pasaje en Lagomar el pasado Metro y si tomaba este momento como una revancha, el alero aseguró: “Lo de Lagomar quedó en el pasado, tengo la cabeza puesta en Urunday. Nos debíamos divertirnos en la cancha porque veníamos de una temporada de muchos altibajos, pero el grupo siempre estuvo firme, siempre positivo. La pandemia nos vino bien, recuperamos a Facu (Medina), se nos fue Mauro (Zubiaurre), pero sabíamos que estábamos para más. Creo que lo estamos demostrando, la revancha es grupal y para demostrar para lo que estamos en el campeonato”.

Por último Da Pra advirtió: ““Podemos estar tan cerca y tan lejos. Me tocó estar en situaciones de los dos lados. Me tocó perder un playoff 2-0 arriba y me tocó ganar un playoff 2-0 abajo”. “Motivar, concientizarlos, esto es partido a partido. Nadie soñó, ni la prensa, ningún espectador que podíamos hoy estar 2-0 con Malvín. También tenemos claro que Malvin puede darnos vuelta la serie. Entonces lo que expresó recién Gonzalo, la humildad es lo que nos puede llevar a conseguir el éxito, si mantenemos ese camino, si nos creemos vamos a fracasar”, concluyó.