“Me siento uruguaya y me haría mucha ilusión representar a mi país”

“Me siento uruguaya y me haría mucha ilusión representar a mi país”

Nacida en Mercedes, se fue a España de pequeña y ahora juega al más alto nivel universitario de los Estados Unidos. Agustina Talasimov, la joven que sueña con ponerse la celeste charló con Doble y Falta.

Agustina nació en el año 1999 y se fue de muy chica del país rumbo a Lloret de Mar, ciudad que se encuentra en la provincia de Girona y que forma parte de la comunidad de Cataluña; “Me fui a vivir a España cuando tenía apenas dos años, así que la verdad es que no me acuerdo de nada de lo que viví en Uruguay ni como fue mi llegada. Para mí es como si hubiese vivido toda mi vida en España”.

La nacida en la ciudad de Mercedes nos contó como fue su llegada al deporte naranja; “Me acuerdo que fui a un par de entrenamientos de básquet para probar cuando tenía alrededor de 7 años, pero no me gustó y decidí cambiar de deporte. Probé unos cuantos deportes más hasta que a los diez años quise volver a jugar al básquet, y seguí hasta el día de hoy”.

Con el correr de los años, lo que al principio comenzó como un simple juego se tornó algo más profesional, Agustina pasó a una de las canteras más importantes de España pegando un salto importante en lo deportivo; “Empecé a jugar en el club de mi pueblo. Ahí estuve jugando cuatro años, hasta que me llamó el club Uni Girona, una de las mejores canteras de España. Ahí aprendí muchísimo, fue donde empecé a competir a un nivel alto y donde me formé como jugadora. Sin duda los mejores años de mi carrera, ya que ganamos un par de campeonatos de Cataluña y clasificamos para los campeonatos de España todos los años. Por último, jugué una temporada en el primer equipo del CB Igualada”. Imagen

No le alcanzó con pasar a uno de los clubes más importantes en cuanto a la formación de jugadoras en España y más tarde decidió cruzar el Océano Atlántico para continuar con su desarrollo en Estados Unidos;  “La oportunidad se presenta cuando estaba jugando mi última temporada de la etapa de formación en Uni Girona. Una agencia que se dedica a llevar jugadoras a Estados Unidos se puso en contacto conmigo y decidí que quería vivir la experiencia. Estuve todo ese último año haciendo los exámenes y trámites que te piden y solo me faltaba decidir a que universidad iba a ir. Pero jugando el campeonato de España me rompí el ligamento cruzado de la rodilla y no pude irme la siguiente temporada a Estados Unidos. Al año siguiente estuve recuperándome y volví a jugar media temporada en CB Igualada para volver a estar lista para marcharme. Así que una vez acabada la temporada me vine a Estados Unidos”.

Imagen

Sobre su estadía en el país norteamericano esto fue lo que nos comentó Talasimov que, deja bien en claro que el nivel es muy bueno y superior al cual se enfrentaba en España; “El nivel aquí es muy bueno, aquí juegan las mejores jugadoras del mundo. Comparado con el baloncesto europeo, es un baloncesto mucho más físico e individualista. Me costó bastante adaptarme, porque físicamente en Europa no estamos ni la mitad de preparados que están aquí, es impresionante. Además me costó entender como jugaban, ya que como he dicho antes, es un juego mucho más individualista y yo no estaba acostumbrada a jugar así. Incluso a día de hoy, que ya llevo tres años aquí, me siguen retando porque paso demasiado la pelota”. La escolta o alera que mide 1.77 se encuentra en una de las mejores universidades que compiten en la rama femenina de la primera división de la NCAA; “Al día de hoy solo tengo un objetivo y es ganar un anillo. Tenemos muy buen equipo y somos favoritas para quedar campeonas, así que espero ganar. No pienso en otra cosa. A largo plazo no tengo nada decidido aún. Me quedan todavía dos años mínimo aquí, y una vez vuelva a España ya veré como van las cosas”.

Pensando en el futuro, que la mercedaria de nacimiento represente a Uruguay en torneos venideros sería muy positivo y sin dudas un salto de calidad importante a una selección que seguramente en los próximos años logre competir a gran nivel con varias chicas como abanderadas que han emigrado a diferentes países como España, Italia, Estados Unidos, Argentina o Brasil. Sobre esto Agustina fue clara y nos mencionó que ponerse la casaca celeste le encantaría; “Sí, claro que me gustaría. Es cierto que, como he explicado antes, he vivido toda mi vida en España, pero yo me siento Uruguaya y me haría mucha ilusión representar a mi país. Hace poco que empecé a tener contacto con la Federación de Uruguay, ya que no sabían de mi existencia y de que había otra uruguaya que jugaba en el extranjero. Espero poder jugar con la camiseta de Uruguay algún día”. En relación a su conocimiento sobre nuestro básquet, esto nos decía Agustina; “La verdad es que muy poco, casi nulo. Desde que estoy en contacto con la Federación he conocido un poco más de la historia del básquet Uruguayo y como ha crecido en los últimos años. Se que se está haciendo un buen trabajo en la formación de jugadoras y que está dando sus frutos.