Orgullo americano

Orgullo americano

Argentina derrotó de principio a fin a Francia en cifras de 80-66 y disputará el próximo domingo la final frente a España.

Desde el comienzo pegó duro el equipo de Hernández, muy intenso en defensa no dejó que rival jugara cómodo y le dificultó cada ofensiva. En ataque siempre jugó con más serenidad, encontró un pase extra y castigó a un equipo que no tuvo actitud y se olvidó que jugó por un cupo a la final. El primer cuarto terminó con victoria Argentina por 21-18.

El segundo continuó de la misma manera y el juego tuvo a dos equipos totalmente distintos. Argentina se jugó la vida, en cada defensa y también en ataque, incluso encontró soluciones en la rotación y el equipo nunca se bajó. Francia todo lo contrario, un equipo partido y como nunca se lo vio en el torneo. Jugadores por debajo de su nivel y en ocasiones sufriendo la presión de un equipo que era superior y lo aplastó en cada minuto. Se fueron al descanso largo ganando Argentina por 39-32.

En la segunda mitad nada cambió ya que el combinado albiceleste repitió todo lo bueno que hizo en los primeros ’20 minutos. Marcó el juego desde el punto de vista defensivo, su rival nunca jugó cómodo y fue constante en el partido. En ataque fue liderado por Scola y Campazzo, ambos conducieron al equipo desde el pick central y fueron los máximos artilleros. Con figuras desde la banca como Deck, Vildosa, Laprovittola y Garino, jugadores que entendieron su rol en el equipo y lo explotaron. Se fueron al último ganando Argentina por 60-48.

En el complemento nada cambió, Argentina arrolló a su rival y nunca sufrió en el juego, lo cerró con mucha luz algo que en principio no especuló nadie. Francia demostró su peor cara del torneo, no le encontró nunca la vuelta al juego y tuvo jugadores muy por debajo de su nivel. El equipo del Rio de la Plata no para de hacer historia en China, ya se bajó otro candidato y está a solo 40 minutos de ser campeón del mundo. El próximo domingo se medirá con España, por ver quien es el mejor del planeta. El juega comienza a las 9 de la mañana de nuestro país.

El goleador del juego fue Luis Scola con 28 puntos y 13 rebotes, seguido en su equipo por Deck con 13 puntos, Campazzo por su parte aportó 12 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias. En Francia se destacó Fournier con 16 puntos.