Pensando en colgar las zapatillas

Pensando en colgar las zapatillas
Dec 22, 2017; Detroit, MI, USA; New York Knicks center Joakim Noah (13) against the Detroit Pistons at Little Caesars Arena. Mandatory Credit: Aaron Doster-USA TODAY Sports

La NBA se ha caracterizado estos últimos años por interiores que salen de su zona de confort y suman virtudes de tiradores.

Pero, ¿qué pasa con esos que no evolucionan? La respuesta es muy sencilla, se quedan por el camino. Este es el caso de Joakim Noah, quien no se ha adaptado a esta nueva realidad, y además, tuvo ciertos problemas que lo alejan de las canchas.

El pivot francés acaba de ser cortado por Los Ángeles Clippers, según informan desde Estados Unidos. Y tras darse a conocer esta noticia, su agente, Bill Duffy, soltó la bomba. Y es que el interior de 35 años, estaría pensando en retirarse de la actividad profesional tras esta decisión tomada por el equipo angelino.

Noah fue drafteado por Chicago Bulls en el año 2007, en el Pick 9. Hizo grandes campañas en la Universidad de Florida, donde conquistó dos títulos nacionales.

Poco a poco se fue ganando al público por el gran defensor que era. Fue tal su impacto, que en 2013 y 2014 fue All-Star, además de aparecer en los mejores quintetos All-Defensive en 2011, 2013 y 2014.

El 2014 fue el año soñado para él. Quedó cuarto en la carrera por el MVP. Fue superado solamente por Kevin Durant, LeBron James y Blake Griffin. Ese año promedió 12,6 puntos, 11,3 rebotes, 5,4 asistencias, 1,5 tapones y 1,2 robos por noche. Con esos números, entró a la historia, porque sólo Kareem Abdoul-Jabbar, Giannis Antetokounmpo, DeMarcus Cousins, Kevin Garnett y Bull Walton han conseguido esa cifras en una temporada.

Después de eso, recibió un contrato de  72 millones de dólares por 5 años con los New York Knicks, pero por lesiones, sólo jugó 29 partidos. Posteriormente tendría un paso por Memphis Grizzlies y, finalmente, Los Ángeles Clippers. Desde la 2015/16 a la fecha, sólo ha jugado 129 partidos. Sumando en la última campaña, 5 juegos, solamente.

Un jugador que sin lesiones, hubiese seguido rompiendo récords.