Por buen tipo

Por buen tipo

Isaiah Thomas fue suspendido por dos partidos luego de haber subido a la grada cuando los Washington Wizards visitaron a los Philadelphia 76ers.

Los Sixers ganaron con cómodidad 125-108 en el Wells Fargo Center el pasado 21 de diciembre pero la anécdota es que faltando 2:53 para que termine el partido, un fan tuvo palabras poco agradables en cada uno de los tiros libres que tuvo Thomas.

Luego de que terminó el partido, Isaiah, de gran corazón, fue hasta la grada a hablar con el fan y pedírle que sea respetuoso, que no era agradable lo que había hecho pero en los mejores términos. Sin imitar a Ron Artest.

Los espectadores, fueron dos, en seguida tomaron medida de su error y pidieron diculpas, excusandose que “querían su helado”. Uno de los sponsors del equipo, cuando un rival falla ambos libres regala uno a cada espectador. Práctica habitual en la NBA.

Las reglas de la NBA son claras, en este caso ningún jugador puede subir a las gradas para evitar cualquier conflicto, recordemos el grave incidente entre Pistons y Pacers de Ben Wallace y Ron Artest respectivamente. Por esto Isaiah deberá estar al margen dos partidos.

Pero para los fans también, deben acatar el código de conducta y estos dos señores perdieron sus abonos de la temporada y la posibilidad de asistir al Wells Fargo Center por 12 meses.

La gula les jugó una mala pasada y a Isaiah Thomas ser una buena persona también.