Scola “No creo que juegue en la NBA el año que viene”

Scola “No creo que juegue en la NBA el año que viene”

El argentino Luis Scola de 37 años, quién defendió a los Brooklyn Nets esta temporada y a los Toronto Raptors en la campaña anterior, dialogó con TSN (The Sports Network) y analizó las chances de los Raptors ante los Cavs y sus opciones para el futuro.

Esto fue lo que dijo de la serie que disputarán los Raptors y Cavs en segunda ronda de Playoffs:

“La diferencia principal entre este año y el anterior, es que el equipo ya estuvo en esta situación. El año pasado el equipo nunca había estado ahí. Ni la franquicia, ni los jugadores, ni los fanáticos. Llegar a esa situación era el objetivo principal. Es muy difícil saltarse pasos. Primero sos un equipo de playoffs, después buscás ser un equipo que gane 50 partidos y tenga ventaja de localía, avanzar a la segunda ronda, a la final de conferencia… vas pasando por distintos momentos y son difíciles de saltarlos. El año pasado el equipo llegó a un siguiente nivel y ahora esto es lo que viene”.

“En los Raptors todo se trata de Kyle y DeMar. Se intenta rodearlos con distintas piezas, pero en realidad se trata de ellos dos. Kyle es un líder extraordinario y un jugador extraordinario. El y DeMar necesitan llevar al equipo al siguiente nivel. Hay otras piezas que pueden hacerles el trabajo más fácil o más difícil, pero se trata de ellos dos. Ahora necesitan ganarle a los campeones, al mejor jugador del mundo… necesitan dar ese siguiente paso. Y tengo confianza de que van a hacerlo, sea este año o más adelante. Eventualmente lo van a conseguir”.

“Para ganarles a los Cavs necesitás que pasen muchas cosas. Lo ideal hubiera sido tener ventaja de localía, lo cual ya no pueden conseguir, obviamente. Tenés que competir desde temprano. El año pasado fuimos a Cleveland y nos ganaron esos dos juegos sin que seamos capaces de competir. Si no lo hacés, la serie se te hace muy difícil. Aunque pierdas los primeros dos juegos, tenés que quedarte con la sensación de que va a ser una guerra. Y después precisás algo de timing. Este puede ser el año para Toronto: los Cavs son los campeones y tienen a LeBron, pero no están tan sólidos como el año pasado. Pueden mejorar y ser el equipo de las finales 2016, pero hasta ahora no mostraron eso. Es una buena oportunidad para los Raptors”.

“Soy un gran fan de Norman Powell. Creo que tiene que jugar mucho para que los Raptors tengan chances. Con él son más peligrosos. Tiene un gran futuro adelante suyo. Quizá no está pasando tan rápido como él quisiera, pero no hay dudas de que va a llegar lejos en la NBA. Es un gran jugador y tiene una gran personalidad. Trabaja y nunca se cansa. Está haciendo todo bien. Para ganarle a los Cavaliers, va a tener que tener un rol importante. No veo otra manera en la que los Raptors puedan competir”.

“PJ Tucker puede marcar cualquier posición en el campo y eso te da mucha flexibilidad. Juega duro, trae muchas cosas a la mesa. Cuando jugué con él estaba llegando de Europa e hizo un gran trabajo. Fue mejorando muchísimo año tras año. Ha tenido una gran carrera hasta ahora y va a generar mucho interés en el futuro cercano, porque muchos equipos quieren jugadores que jueguen como él. Es un gran fichaje de Toronto. Pienso que él también va a ser crucial, especialmente marcando a LeBron. Necesitás jugadores así para tener un impacto”.

Mientras que sobre su futuro, sus palabras fueron las siguientes:

“No me veo jugando uno o dos años más en la NBA. No estoy seguro en este momento, la temporada recién termina, pero cuando terminó el año me di cuenta que no había muchas chances de que juegue en la NBA el año que viene. Y a medida que pasaron las semanas, fue peor. No creo que juegue en la NBA el año que viene, pero todavía soy un jugador. Quiero seguir jugando, pero la NBA se volvió muy difícil para mi y no puedo seguir haciéndolo. Es difícil mover toda la familia por cinco o seis meses”.

Luifa jugó 10 temporadas en la NBA, estuvo en 5 franquicias, Houston Rockets, Indiana Pacers, Phoenix Suns, Toronto Raptors y Brooklyn Nets. A lo largo de esos años promedió 12 puntos y 6,7 rebotes en 743 partidos.