Sin fin…

Sin fin…
Foto: Paulo Petkoff. El partido no termino, ya que hubo incidentes.

Unión Atlética y Biguá estaban jugando un partido increíble, pero a falta de 23¨ segundos para el final el encuentro se tuvo que suspender por incidentes con parciales del conjunto local. El resultado estaba en tablas, 79 para cada equipo, pero seguramente el que sonría sea la visita.

El partido era un punto vital para cada equipo. Sin embargo, en el comienzo del juego solamente Biguá estaba al tanto de eso. Unión Atlética no tenía reacción y el Pato en cada ofensiva ampliaba la distancia en el marcador para irse ganando en el primer cuarto por 27-19.

Los segundos 10 minutos siguieron con la misma tónica. Una gran defensa del elenco visitante generaba el olvido de que no estaba jugando ni Baston (se perderá la Liga) ni tampoco J. Osimani (enfermo). Unión Atlética se equivocaba en los camino y Biguá lo aprovechaba al máximo, para poder abrir 20 puntos de diferencia, 50-30, al termino del segundo cuarto. Era clave lo que generaba Rodrigo Brause. 

Tras el complemento, se vio el cuarto más parejo de la noche. Un local que quería reaccionar de la mano de Semiglia y Clarkson, pero Biguá estaba firme y no dejaba achicar la diferencia a la UA. Era importantisimo el aporte de Nicolás Borselino en ataque, también colaborando en ese rubro estaba Gleen. Sin embargo, Unión Atlética en el último minuto del periodo, colocó un parcial 5-0 que dejaban al local a 15 puntos a falta de 10 minutos.

Ni el hincha más pasional de Unión se esperaba tal reacción por parte de los jugadores. Pero esto es basketball, un juego de rachas y a la UA en algún momento le iba a llegar. Los dirigidos por Rodrigo Riera, salieron a comerse la cancha y colocaron un parcial 28-13 para igualar las acciones en 79  a falta de 23¨ segundos. No hay que olvidarse que faltando 2′ minutos, con doble de Semiglia el local llegaría a pasar (74-72). Pero todo se volvió a emparejar a falta de segundos. 

A partir de ahí, no hubo más basketball. Los jueces ya habían denunciado a la parcialidad azulgrana. Sin embargo, tras un triple de Gastón Semiglia (igualaba en 79) un parcial de Unión Atlética entró a festejarlo al rectángulo de juego, post festejo, empezaron los empujones y los jueces inmediatamente se retiraron de la cancha. No quedo todo por esa, ya que un parcial identificado con Unión, fue a reclamar a Sosa y el propio juez luego denunció una agresión. 

Lo cierto es que la UA remontó un partido que perdía por 20 puntos y algunos hinchas se olvidaron del esfuerzo de sus jugadores, para cortar con dicha reacción y partido. Es probable que Biguá gane los puntos, ya que la UA fue denunciada por salivazos a Richard Chaney, invasión de cancha y hasta con una agresión hacía el juez Pablo Sosa. Ellos, los parciales, manifiestan que Chaney, ex Malvín, se “agarro” los testículos, tras una conversión del propio jugador. 

Lo cierto es que los partidos pasan y estas cosas siguen sucediendo. En la LUA se sancionó a Atenas, en la DTA ya hay un partido parado por incidentes entre Auriblanco y Colón. Hace exactamente 9 días, entre parciales de Aguada y la policía paso de todo, y dos barras de Aguada terminaron procesados sin prisión. Ayer, en Unión Atlética no se puede terminar el encuentro por incidentes entre parciales de Unión y la seguridad. 

Sin fin…